No es la primera vez, en su larguísima gestión al frente del municipio de Tres Arroyos, que el intendente Carlos Sánchez es cuestionado. GRUPOLAPROVINCIA.COM te viene informando sobre las críticas que recibe por perpetuarse en el poder mientras la inseguridad se multiplica y la situación sanitaria deja mucho que desear, entre otros muchos problemas.

En diálogo con este medio, Martín Legarreta, referente local de Libres del Sur, hizo hincapié en que muchas de las cuestiones que afectan a los vecinos no son complicadas de resolver, pero el municipio “se ausenta” en vez de dar soluciones.

Escuchá la entrevista:

Your browser doesn’t support HTML5 audio

20230117 Martín Legarreta

–Ayer visitó la ciudad Jesús Escobar, candidato a presidente de Libres del Sur. Dijo que la gente “ya no da más”; esa fue una de sus frases más resonantes. ¿Cómo viven, según su perspectiva, los vecinos de Tres Arroyos?

Estamos muy contentos porque tuvimos la segunda visita de nuestro candidato a presidente. Un poco de recorrida en estos 150 días que lleva como candidato, lo que vemos muy importante cuando por ahí en otros espacios están discutiendo poder y lugares, él ya está caminando y hablando con los vecinos. Él mismo, en su apreciación, con tantos días de charla con la gente, está diciendo eso: que la gente no da para más y está un poco cansada de todo, ¿no? De que la plata no alcanza, de la inflación, de la inseguridad, de muchas cosas. Y ven en él una persona que ya hace 150 días que está recorriendo veinte provincias, más de 60 ciudades importantes, y eso habla de que hay una propuesta seria.

–¿Se vive de la misma manera en Tres Arroyos? ¿Los vecinos sienten que la plata no alcanza, que cuesta llegar a fin de mes? ¿Cómo es la situación de los vecinos?

Sí, es así. Si bien nosotros estamos en una ciudad que es agrícola-ganadera, bastante importante, el factor climático ha influido mucho, ¿no?, pero también hay una parte de la sociedad que está fuera dentro del eje urbano, que está en una situación difícil, en los barrios y en distintas localidades del partido también.

–Usted recorre permanentemente los barrios y localidades de Tres Arroyos. ¿Con qué reclamos se encuentra con frecuencia? El gobierno de Carlos Sánchez ya lleva muchos años. ¿Qué le reclaman los vecinos a esta gestión?

Hay distintos tipos de reclamos. A veces está el reclamo puntual de la necesidad diaria. Uno reconoce que lleva cinco períodos y no lo podemos discutir porque se han hecho cosas buenas, no voy a decir que no. Pero por ahí hay cosas sencillas para lograr, para el día a día, que no requieren de tanto tiempo, mano de obra e inversión, sino atender a algún reclamo oportuno, o cosas que por ahí no se informan, cosas a veces muy fáciles de resolver, ¿verdad?

–¿Quizás falta mayor comunicación o vínculo entre los vecinos y el Ejecutivo local?

Sí, yo creo que sí. El Ejecutivo y lo hablamos con el Concejo Deliberante. Por ejemplo, a nosotros nos pasó algo particular con nuestro candidato a presidente. Presentó un proyecto de ley en el Congreso de la Nación, para el cual juntamos dos millones de firmas. Hicimos una presentación el 3 de noviembre en el Concejo Deliberante para que tenga su apoyo y el municipio de Tres Arroyos avale el pedido, que se había hecho en distintos puntos del país. Al momento no tuvimos el apoyo necesario del Concejo para el congelamiento de precios y tarifas por un año. Eso un poco duele. Justamente en este año estamos en los cuarenta años de la democracia, y creo que por ahí tenemos que dejar de lado las mezquindades y trabajar en pos del vecino, que está cansado de esos revanchismos políticos y es siempre el más perjudicado.

Martín Legarreta.

–En esta línea, ¿nota que hay barrios o zonas que quizás están más postergadas o relegadas por parte de la gestión municipal?

Yo creo que siempre es un conjunto de todo, ¿no? Es un poco el municipio que se ausenta, el vecino que por ahí no reclama y no está. Pero sí, hay algunos barrios que están más postergados que otros. Hay barrios que han avanzado mucho, hay barrios que se han quedado mucho. Hay sectores que han avanzado muy grandes. Ahora se está por construir un loteo de viviendas. Pero bueno, hay por ahí falta, en algunos barrios, de obras y de infraestructura. Por ejemplo, hay un barrio que está complicado cuando llueve. Hemos tenido esta sequía, pero si llega a llover está muy complicado para el tránsito.

–Pensando ya en las elecciones, ¿qué cambios urgentes necesita la ciudad, según su punto de vista?

Yo creo que hacen falta algunos cambios en planificación en seguridad, en tránsito. Estamos teniendo muchos inconvenientes en la parte vial. Yo creo que tenemos dos, tres accidentes diarios en nuestra ciudad. Hay que hacer un trabajo más profundo, que lleva un tiempo. Si bien se está trabajando, a mi entender falta aun más. Por ahí un poco más de agilización en el tema de la salud, como reclama la gente. Son muchas cosas, a veces, fáciles de ir organizando. Y creo que no es necesario esperar a marzo, cuando ya se empiezan a definir las candidaturas y a acomodar las cosas. Yo creo que hay cosas sencillas que se pueden ir acomodando con el correr de los días y no esperar a último momento para modificarlas.

–¿Le parece que la política juega constantemente con esto, con los tiempos electorales?

Sí, lamentablemente sí. Lo vemos en todo el país. Se están acomodando, se están esperando a ver qué hace uno, qué hace el otro, qué movida, que jugada... y la verdad es que eso es lo que cansa a la gente. Lo vimos de primera mano en la recorrida con Jesús. La gente decía eso. Está cansada de todo esto, de que uno va para un lado, va para el otro. Y la gente necesita una respuesta inmediata. Y a veces la gente no entiende la burocracia y el papeleo, que no se lo explica el gobierno.