A lo largo de este año, GRUPOLAPROVINCIA.COM te informó sobre las falencias que se le atribuyen al gobierno de Carlos Sánchez en el municipio bonaerense de Tres Arroyos. Inseguridad y narcotráfico, por una parte, y falta de obras de infraestructura, por la otra, son algunas de las fallas que se le señalan a la gestión del jefe comunal.

En esta ocasión, los cuestionamientos vienen casi del propio riñón (en términos políticos) del intendente. El referente político Matías Fhurer, que fue funcinoario municipal hasta hace muy poco y que se propone competir por la intendencia el año que viene, dijo que el municipio necesita una “renovación” porque “se naturalizaron” problemas como la falta de agua, la deficiente atención en salud y la inseguridad.

Escuchá la entrevista:

Your browser doesn’t support HTML5 audio

20221110 Matías Fhurer

–Usted fue funcionario en la gestión de Carlos Sánchez hasta fines de julio. Era secretario de Desarrollo Económico. Ha tenido diferencias con el intendente y eso lo ha llevado a alejarse del cargo. ¿Cómo ha sido esta decisión, que imagino que le ha costado tomar, porque es un puesto importante en la Municipalidad?

Sí, lógicamente. Es una función muy importante que es transversal a todas las direcciones y secretarías del municipio, con una relación directa con el intendente y el jefe de gabinete. Pero las diferencias siempre existen. Yo soy una persona que no se deja amedrentar. Sí cumplo, soy orgánico, pero no me dejo llevar por lo que no me deja convencido. Fundamentalmente tengo convicciones y tengo una forma de trabajo muy profesional, lo cual por ahí molesta un poco a determinados funcionarios que se manejan como va la ola. Para mí no es como va la ola. A mí me gustan los procesos, me gustan las personas responsables dentro de las direcciones y las secretarías, y eso es lo que a mí me suma como funcionario.

Como todas las personas, tenemos diferencias, ¿no? Con mucho respeto por el intendente. Tuve la oportunidad de ser parte de un Ejecutivo y sumar kilómetros de experiencia y prepararme, como persona, como político, como funcionario, para un futuro inmediato, que es mi candidatura a intendente.

–Usted ha estado en el seno de la gestión de gobierno de Sánchez. ¿Cómo califica a su gobierno? ¿Qué cosas critica de la gestión actual?

Por ahí la palabra crítica suena como despectiva y como que uno es un desagradecido. Yo considero que hay cosas por mejorar. Han sido muy buenos los gobiernos vecinalistas del inicio. El intendente ya va a hacer veinte años que es intendente. Puede gobernar un partido, por supuesto, pero siempre la renovación, las nuevas generaciones ayudan mucho a un gobierno de tanto tiempo. Y que se dejen ayudar. Yo creo que el recambio generacional es necesario en la política del país, no sólo de Tres Arroyos. Pero bueno, a veces se dan, a veces no, porque la política te da egocentrismo, te da poder político, y eso a determinadas personas les cuesta muchísimo dejarlo. Podría ser el caso del señor intendente. Pero con mucho respeto digo que los primeros gobiernos de Carlos Sánchez han sido muy buenos. Muy buenos, porque Tres Arroyos es una ciudad pujante, una ciudad con mucha inversión, con industria, con trabajo. Lo digo con conocimiento de causa, porque me he dedicado al Parque Industrial siendo funcionario, era una de mis funciones también.

Se dejó caer en este último tiempo el contacto con la gente; se deshumanizó un poco el municipio de Tres Arroyos. Faltan servicios, faltan inversiones, faltan cosas que se ha naturalizado que falten en la gestión. El argentino es muy común que diga “Mejor malo conocido que bueno por conocer, vamos a lo seguro”. Bueno, tal vez en estos últimos gobiernos del intendente Sánchez ha pasado eso. Con una pandemia en medio, que ha dejado al descubierto falencias del actual gobierno municipal.

–Usted tiene aspiraciones para una precandidatura a intendente el año que viene. Me imagino que está recorriendo los barrios de la ciudad, entrando en contacto con los vecinos. ¿Cuáles son las preocupaciones que escucha con mayor frecuencia en los barrios de la ciudad?

Estamos haciendo recorridas enormes. Nuestro proyecto es colaborativo. Yo no voy a aparecer treinta o sesenta días antes, como hacen todos los partidos políticos, a sacarme una foto y a decir que yo quiero ser intendente y después jugarme a la suerte. Yo creo que el trabajo serio es a partir de ahora. Y lo arrancamos hace unos tres meses, con las recorridas. Ayer visitamos la institución número 65. Son 369 instituciones en el partido de Tres Arroyos y llevamos 65. Entre juntas vecinales, juntas barriales, educación, todas las intermedias y los movimientos sociales. Estamos haciendo un trabajo muy bueno con la información, primero, para trasladarla a nuestra plataforma de campaña. Y segundo, yo estoy convencido de que voy a ser intendente y la voy a trasladar a mi plataforma de gobierno. Pero con lo que dice la gente, no con lo que yo quiero que sea. Mi plataforma de gobierno va a ser colaborativa y va a salir de las personas que propusieron. No va a ser una propuesta unipersonal o desde mi lugar.

Matías Fhurer.

En cuanto a los reclamos en salud hay una falencia enorme. Se descentralizó el hospital con los centros de atención primaria de la salud (CAPS), como se hizo en muchos municipios de la provincia de Buenos Aires. No están funcionando, no tienen el servicio que corresponde, no se cumplen los horarios que corresponde, y así te puedo nombrar muchísimos problemas con la descentralización. Como también dentro del hospital y de los servicios de emergencia. Hemos tenido reuniones con referentes de la salud, que son parte, trabajan en la salud de Tres Arroyos. Por eso lo digo públicamente: hay que concentrarse muchísimo en lo que es salud.

En seguridad, tenemos falencias como, creo, gran parte de los municipios de la provincia de Buenos Aires. La demanda de programación y de anticipación a los hechos que se están dando es fundamental y no se está haciendo. Hay que trabajar mucho más en conjunto con Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

En este último tiempo faltó gestión en la calle. Sí hay gestión “a lo grande”, en obras grandes que tal vez tengan su interés por algún otro motivo, pero lamentablemente lo chico y lo que el ciudadano de a pie te reclama es lo básico y la diaria.

Sí se está generando trabajo, eso hay que decirlo. El Parque Industrial se está desarrollando de una manera exponencial. Pero faltan muchísimas cosas que se naturalizaron. La verdad que hoy en Tres Arroyos no puede haber barrios con falta de agua corriente. Directamente no tienen agua. Directamente no tienen desagües cloacales. Directamente no tienen desagües de lluvia. Somos una localidad que tiene más de 800 milímetros de lluvias en el año (aunque ahora estamos en un período de sequía) y eso repercute en los barrios y en el mantenimiento. Veo que no hay una programación y una continuidad en la programación. Los procesos no están controlados. Lo que no se mide no se hace.

–Por último, ¿qué mensaje les quiere dejar a los vecinos de la ciudad de Tres Arroyos?

El mensaje es clarísimo. Hay necesidad de un cambio. La gente se tiene que dar cuenta de que siempre hay una alternativa segura, de que nunca hay que conformarse con lo que está, con el “malo conocido”. No hay que naturalizar los problemas, que es lo que les está pasando, te diría, en la generalidad de los municipios, donde estigmatizamos al que quiere cambiar porque no es lo seguro o decimos que lo que viene puede ser peor. Todo lo contrario: yo desde mi lugar conozco el municipio de punta a punta, conozco la gestión, milité, fui concejal, me preparé para ser intendente, conozco la problemática, sé discernir entre lo que está bien y lo que está mal y soy una persona que va a ir de frente diciendo la verdad y en forma proactiva. Nunca me van a ver en la calle criticando sin tener detrás la respuesta o la solución.