En los últimos días, un desgarrador video en el que se ve a una madre corrompiendo a su hijo menor de edad, se hizo viral en redes sociales y generó gran conmoción.

El hecho sucedió en la ciudad de Resistencia, Chaco y quedó registrado por las cámaras de seguridad de un local de venta de telefonía móvil.

Los dueños de la tienda ubicada en el centro de la ciudad, decidieron publicar las imágenes en su red social para alertar a comerciantes de la zona y denunciar a la mujer.

En el clip se puede ver a la madre y el nene de aparentemente unos 10 años de edad, caminando por la tienda.

Según informó la prensa local, la mujer había estado distrayendo al empleado con diferentes preguntas.

En un descuido del joven que se encontraba absorto en su tarea de revisar mercadería, la señora empujó a su pequeño hijo para que manoteara un celular.

El nene tomó rápidamente el dispositivo desde un estante interno del mostrador. En ese instante, pareciera que el vendedor se percató de la extraña maniobra, pero siguió con lo suyo.

Por su parte, se ve a la madre tomando el botín y metiéndolo en su bolso mientras se asegura de que nadie los haya visto pero se olvida de que podía haber cámaras en el lugar.

Cuando el dueño del comercio notó el faltante de mercancía y revisó las cámaras de seguridad se llevó una gran sorpresa.

Un hecho de similares características se dio meses atrás en Caleta Olivia, Santa Cruz. Todo se desarrolló en una tienda de ropa llamada Vrunella Nosotras.

La comerciante denunció a una gitana, que usó a sus 4 hijos para crear distracción y robar indumentaria del lugar.

El episodio fue comprobado al revisar las cámaras de seguridad, y la empleada también comentó que la mujer aseguraba haber realizado el pago de una prenda por transferencia, pero esta nunca llegó.

La señora esperó dentro del local que se efectivizara el supuesto pago, mientras los nenes generaban disturbios y aprovechaban a llevarse mercadería.

Las capturas de pantalla del video donde se ve el rostro de la delincuente hicieron virales, por lo que días mas tarde, la policía logró dar con su paradero.

Acompañada de sus hijos, regresó al lugar para devolver una de las prendas que había robado, un chaleco en malas condiciones, no sin antes reclamar que le devolvieran el dinero de la supuesta transferencia que nunca llegó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: El video de la vergüenza: Así miraba básquet un diputado en plena sesión