El increíble video de un cirujano intentando extraer una serpiente de la oreja de una señora, se hizo viral en redes sociales generando gran conmoción entre los usuarios.

Nadie sabe cómo llegó hasta ahí, pudo haber sido mientras ella dormía. Lo cierto es que un reptil apenas más grueso que el canal de su oído, se le introdujo y permaneció vivo por un largo rato.

La mujer de origen asiático no logró sacar al animal por sus propios medios, y parece que nadie de su entorno pudo ayudarla.

Ante la desesperación, fue trasladada de urgencia al centro de salud más cercano, donde un profesional se preparó para la repugnante tarea.

Con la instrumentación quirúrgica a mano, comenzó a intentar sacar a la pequeña víbora de color amarillo y negro, que se defendía de las pinzas con sus afilados dientes.

El médico estuvo un largo rato buscando extraerla sin dañar el órgano de la paciente. Ambos mantuvieron una extraordinaria calma, a pesar del insólito hecho.

Entre las maniobras que quedaron registradas, se pudo observar cómo el hombre lubricaba el oído de la mujer con una jeringa, para que el animal saliera con mayor facilidad.

Las imágenes publicadas en redes sociales dieron la vuelta al mundo generando gran impresión entre los usuarios.

Lo peor fue que el desenlace no quedó registrado. Quienes lograron ver la versión extendida del video, aseguran que el cirujano estuvo más de 4 minutos intentando liberar la oreja de la mujer, sin éxito.

El clip fue replicado por distintos usuarios, al menos dos de las publicaciones superaron las 125.000 visualizaciones.

Para muchos de los que se atrevieron a verlo, fue desesperando el minuto a minuto de la operación, y peor aún, quedarse con la intriga de saber qué pasó después.

Al respecto hubo múltiples teorías. Mientras algunos consideraron que finalmente se pudo extraer al animal y devolverlo a la naturaleza, otros creen que fue sacrificado para evitar extender el sufrimiento de la víctima.

Unos cuantos aprovecharon para compartir anécdotas similares, de guardias médicas a las que llegaron personas con otros “bichos” y también objetos incrustados en sus oídos.

Finalmente, no faltó quienes especularan con que todo se trató de un montaje. Y la gran mayoría coincidió en que le costará “pegar un ojo” esta noche.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Se sentía muy cansada, fue al médico y el diagnóstico la dejó en shock