Los animales son criaturas increíbles, pueden ser lindos y divertidos, dañinos e incluso muy serios, pero lo más importante es que muchos tienen una buena relación con los humanos.

A lo largo de la historia, se han registrado numerosos casos de animales terrestres aéreos y acuáticos que han salvado la vida de diferentes personas.

A continuación, tres de las más maravillosas historias de animales amables y valientes que rescataron a humanos de peligros extremos.

Una mujer y su pequeño hijo de 3 años estaban de visita en el zoológico de Chicago en 1996 observando a los gorilas. El nene, por cuidar un juguete que tenía en la mano, perdió el equilibrio y cayó en la jaula.

La mamá entró en pánico y gritó desesperada pidiendo ayuda, mientras la gorila hembra bajaba el árbol dónde se encontraba, y se acercó al niño que estaba en el suelo.

Lo levantó despacio con sus enormes brazos, y ante el asombro de quienes la observaban, la llevo lentamente hacia la puerta por donde el personal del zoológico accede al área de los gorilas, y entregó al niño.

Otro de los casos que conmocionó al mundo, también tuvo lugar en un zoológico. En este video, una leona mostró su autoridad y coraje.

Se sabe que las manadas de leones son matriarcales, es decir que generalmente las hembras asumen toda la responsabilidad de la crianza de los cachorros y la obtención de alimentos.

Al principio todo parece normal, el enorme rey de la selva descansa serenamente tras el cristal del zoológico, al lado de dos empleados.

Pero de repente, el animal decide atacar a uno de ellos. Y mientras el trabajador lucha para escapar, y su compañero por ayudarlo, la leona se precipita decisivamente en su ayuda y calma al macho.

Este, luego vuelve a querer atacar a su víctima y ella le muerde la cola hasta que logra hacer que huya del lugar, a toda prisa.

El tercer héroe de esta nota, se coronó en un festival taurino. En el video se puede apreciar a un hombre junto a su pequeño bull terrier.

En determinado momento el amo toma una toalla y empieza a hacer de torero, pero con muy mala suerte resbala y el toro enardecido le da una cornada y lo revuelca en el suelo.

En medio de la confusión, el perrito al ver a su dueño en problemas fue en su ayuda y agarró al toro por la cara, lo cual le permite al hombre huir mientras el perro seguía agarrado con los dientes al rostro del toro, que lo sacudía por los aires.

A pesar del brutal enfrentamiento, este tuvo un final feliz ya que el toro logró zafar del perrito, y ninguno de los dos animales tuvo lesiones importantes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿Ángel guardián? Misterioso hombre le salvó la vida y desapareció ¡Hay video!