Este martes, cinco personas fueron detenidas tras el violento asalto que sufrió un hombre en su casa, el pasado fin de semana.

Todo comenzó cuando la víctima, de 48 años, conoció una joven de 21 que le endulzó la vista y los oídos a través de la red social de citas Tinder.

Ideada para que los usuarios se conozcan, chateen y realicen encuentros de índole sexual o romántica, la aplicación también esconde grandes peligros detrás.

No es la primera vez ni será la última que delincuentes utilicen la plataforma más popular de este estilo para seducir y asaltar personas.

Desde su lanzamiento, más de 75 millones de solteros se han descargado la app en el celular, algunos con más o menos suerte en el amor que otros.

Y en los perfiles de cada quien, hay información que puede resultar muy útil para aquellos que están buscando alzarse con dinero ajeno.

Así nacen bandas delictivas de la nueva era, en donde mujeres bonitas sirven de anzuelo para atrapar hombres en busca de diversión.

Estos, sin indagar demasiado en el perfil de las chicas, “caen en sus redes” y las invitan a sus hogares a tomar unos tragos, obnubilados con la idea de pasarla bien.

Sin ir más lejos, en abril, cayó “Martina” una morocha de labios carnosos que había desvalijado a un hombre con el modus operandi conocido como “viuda negra”.

Y en los últimos días, otro caso de similares características resonó en los medios de comunicación y las redes sociales, por ser mucho más violento.

Un ciudadano del Gran Buenos Aires, recibió en su hogar a una mujer 27 años más chica, que entre copas y copas lo drogó con un cóctel de ansiolíticos.

Cuando comenzó a sentirse mareado y se hallaba totalmente indefenso, cuatro hombres entraron al lugar en complicidad con la muchacha.

Martina y su víctima

Lo golpearon para terminar de dejarlo inconsciente, y tras revisar el departamento completo, se llevaron todo su dinero y pertenencias de valor.

La víctima fue socorrida por familiares, que al no lograr comunicarse acudieron al lugar y lo llevaron descompensado hasta el centro de salud más cercano.

Tras alertar al 911 sobre lo sucedido, la policía inició una exhaustiva investigación hasta que logró dar con el paradero de los delincuentes, en la ciudad de Córdoba capital y alrededores.

Las detenciones ordenadas por el fiscal Guillermo Gonzalez, se vincularon con una causa que se había iniciado con el caso de “Martina”, la cual desató una serie de nueve denuncias más.

La policía sospecha que se trataría de la misma banda delictiva, y que hay muchas víctimas que aún no se animaron, quizás por vergüenza, a radicar las denuncias correspondientes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Casi los linchan: El indignante video de los policías robando en un allanamiento