El Centro de Estudios Agrarios (CEA) realizó hoy el Congreso 2022 en la Universidad Nacional de la Ciudad de Río Cuarto para evaluar el sector agroalimentario argentino y global.

El Congreso estuvo bajo la consigna de "Análisis de situación y coyuntura agroalimentaria" contó con la participación de médicas y médicos veterinarios, ingenieras e ingenieros agrónomos, técnicas y técnicos agropecuarios, productores, cooperativistas, profesores y estudiantes.

“Para nosotros es muy importante realizar este tipo de actividades en la universidad pública, un lugar donde se genera conocimiento de punta para darle respuestas a los productores argentinos, sobre todo en esta querida universidad que tanto le ha aportado a la producción agropecuaria nacional”, manifestó el director del CEA, Matías Strasorier.

Por su parte la co-directora del CEA, María Rizzo, dijo que “la jornada fue muy productiva y muy necesaria. Estamos en un contexto mundial de crisis profunda donde los alimentos están en el centro de la escena, analizarlo y proponer salidas es fundamental y determinante para nuestra patria”.

“En este momento tenemos la posibilidad de convertir esta crisis en oportunidad, y hacer que la producción agroalimentaria se transforme en un motor de desarrollo federal con inclusión y justicia social, es el momento de que el estado intervenga inteligentemente en el sector más importante de la economía nacional”, afirmó Rizzo.

La actividad se desarrolló con debates y análisis de las diferentes cadenas de valor: cereales, oleaginosas, producción bovina de carne, porcina, avícola (tanto de huevos como pollo parrillero), lechera, frutihortícola, vitivinícola, yerba, azúcar y biodiesel, entre otras.

Por último, como conclusión general del congreso, desde la CEA afirmaron que "es posible que la producción agroalimentaria genere divisas y trabajo, sin descuidar la mesa de las y los argentinos". (Télam)