El Gobierno de Chaco anunció hoy que llegó a un acuerdo con el principal grupo de acreedores de un bono por US$ 240 millones con vencimiento en 2024, que le permitirá a la provincia reducir la carga de intereses, aplazar los tiempos de pago y tener un alivio en carga de compromisos de US$ 212 millones hasta 2024.

Según se informó oficialmente, el acuerdo tuvo el apoyo de un grupo Ad Hoc de bonistas que posee aproximadamente el 50% del monto de capital en circulación del Bono Internacional 2024.

El entendimiento en los próximos días será formalizado y se extenderá una invitación pública al resto de los acreedores para que ingresen al canje.

El acuerdo fue oficializado esta tarde en una conferencia de presa encabezada por el gobernador, Jorge Capitanich, y el ministro de Planificación, Economía e Infraestructura de la provincia, Santiago Pérez Pons,

"Es un acuerdo justo y sostenible que nos permitirá planificar a mediano y largo plazo. Estamos absolutamente convencidos que la estrategia más razonable es aquella que toma deuda solamente para obras de infraestructura que tengan una capacidad de pago en el largo plazo", señaló Capitanich durante la presentación del acuerdo.

El nuevo esquema de pagos establece que el vencimiento sea en febrero de 2028 -en lugar de agosto de 2024- y que el pago anual de amortizaciones por capital se de entre 2024 y 2028, a diferencia del modelo vigente que establecía la cancelación entre 2022 y 2024.

En cuanto a los intereses, el bono actual establecía un cupón del 9,375% mientras que los nuevos títulos que se emitan cerrado el acuerdo pagarán un cupón promedio de 6,25%, aunque arrancando con un porcentaje menor: 3,5% hasta febrero de 2022; 4,75% hasta mismo mes de 2023; 6,5% hasta 2024; y 8,25% entre 2024 y 2028.

De esta forma, valor presente neto de los nuevos títulos a emitir será de 88 centavos de dólar por lámina, lo que equivale a un ahorro presente de US$ 55 millones, gracias a la reducción y escalonamiento del nuevo cupón de intereses, pese a que no hubo quita de capital.

El de Chaco es, hasta el momento, el mejor de los acuerdos que cerraron las provincias argentinas que reestructuraron su deuda externa en términos de quita de cupón promedio: 313 puntos básicos de quita en Chaco contra los 182 de Jujuy, 175 de Entre Ríos, 174 de Salta y Río Negro, 170 de Neuquén y 115 de Córdoba.

"El ahorro hasta el año 2024 en cuanto a flujos de servicios de capitales de intereses de deuda es equivalente a 212 millones de dólares", aseguró Capitanich, quien aseguró que la provincia "dispondrá ahora de mayor cantidad de recursos fiscales para estimular la economía".

"No solamente es un alivio para el Chaco, sino también una oportunidad para desarrollar una provincia más creativa, cooperativa y ordenada. La recuperación está en marcha", agregó.

Por su parte, el grupo de bonistas emitió un comunicado en el que aseguró apoyará la propuesta del gobierno chaqueño y que espera que sea presentada a la brevedad por la Provincia para efectuar ciertas enmiendas".

"Las Enmiendas son el fruto de negociaciones de buena fe entre la Provincia y sus bonistas y son consistentes con los Principios Básicos de reestructuración de deuda provincial Argentina publicados por la Coalición de Bonistas de Provincias Argentinas", afirmaron los bonistas representados por VR Advisory Services Ltd.

De esta forma, de las 12 provincias que iniciaron el año pasado sus proceso de reestructuración de deuda sólo quedan por cerrarlo Buenos Aires (US$ 7.148 millones), La Rioja (US$ 200 millones) y Tierra del Fuego (US$ 200 millones). (Télam)