Las bibliotecas populares de todo el país podrán comprar el material bibliográfico que necesiten sus comunidades al 50% de su valor de mercado desde el 20 de septiembre al 1° de octubre, en el marco de la 16° edición del Programa Libro%, impulsado por la Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares (Conabip), por el cual se destinarán 60.243.000 pesos que serán otorgados a 934 espacios bibliotecológicos para la adquisición de ejemplares.

“Más allá del hecho comercial, que tanto ayuda al mercado editorial en un momento complejo, buscamos preservar la lectura como un hecho cultural. Para muchos argentinos, las bibliotecas siguen siendo el lugar para iniciarse en la lectura y eso hay que protegerlo y potenciarlo”, sostiene en diálogo con Télam la presidenta de la Conabip, María del Carmen Bianchi.

Según se anunció en el acto del lanzamiento del programa desde el Centro Cultural Kirchner, la Conabip, organismo dependiente del Ministerio de Cultura de la Nación, invertirá $60.243.000 para la adquisición de ejemplares este año y participarán 934 bibliotecas populares, a las que se subsidiará con $64.500 para cada una para que puedan participar.

Entre el 20 de septiembre y el 1° de octubre, las bibliotecas populares de distintos puntos del país podrán adquirir material bibliográfico a distancia para garantizar la provisión de nuevos materiales para los lectores de todo el país.

“Creemos en el milagro de la lectura. Hoy estamos viendo que vamos a salir de la pandemia, sabemos que la vacunación funciona, y mantener la llama de la cultura encendida es lo que nos va a ayudar a apuntalar la producción y el trabajo”, resaltó el ministro de Cultura, Tristán Bauer, durante la presentación de la nueva edición del programa, que será, por segundo año, a distancia por la pandemia.

A partir de la implementación exitosa de Libro% en 2020, Bauer también llamó a usar la experiencia adquirida durante la pandemia para mejorar, en el futuro, todas las políticas públicas: “Charlemos mucho sobre cómo transformamos la desgracia de la pandemia en una oportunidad para seguir creciendo”.

Según estima el Ministerio, se comprarán 100.000 libros con el 50% de descuento, lo que favorecerá a los lectores, a las bibliotecas, a los autores y a las editoriales.

El Programa Libro% es parte del Plan Nacional de Lectura en Bibliotecas Populares: apunta a promover y garantizar el derecho a las lecturas a través de la red de bibliotecas y procura colaborar en sostener a autores y editoriales, golpeados en el contexto de la pandemia.

La Conabip y el Ministerio de Cultura también firmaron un acta con la Fundación El Libro, la Cámara Argentina del Libro y la Cámara Argentina de Publicaciones para dejar asentadas las condiciones del Programa y evitar distorsiones de precio o stock que atenten contra la posibilidad de que las bibliotecas logren adquirir los libros que buscan.

“Libro% cumple dieciséis años, está en la adolescencia y ha sido, de alguna forma, un hito y prácticamente una política de Estado. Es cierto que se le ha adjudicado un menor presupuesto, que se ha mirado con recelo a las bibliotecas, pero continuó. Y eso, justamente, creo que se lo debemos al empeño de los bibliotecarios y a los lectores”, analiza Bianchi y adelanta que este año, por la pandemia, se replicará el modelo de compra de 2020 y los libros podrán ser adquiridos a través de un micrositio.

La presidenta de la Conabip advirtió que, si bien la pandemia no impactó en el programa porque se invirtió incluso más dinero, hay algo del encuentro cultural que sí se extraña. “A la primera edición de Libro% vinieron dos mil representantes de bibliotecas por primera vez. Esa vez, Néstor Kirchner también leyó el poema `Quisiera que me recuerden´ de Joaquín Areta. Me dediqué a recorrer las colas en los puestos de las editoriales y me quedó muy grabado lo que me dijo un bibliotecario: `¡Otra que el deme dos! ¡Este es el deme dos de los amantes de los libros!”, recuerda Bianchi sobre el clima y la impronta del programa. “Esto es parte de lo que se llevó la pandemia, pero el encuentro y la comunidad se trasladaron a otras expresiones y el año pasado se compraron 134 mil libros”, asegura.

También destaca que más allá del hecho comercial que ayuda a las bibliotecas y a las editoriales, el programa es un hecho cultural: “La autoría y la lectura son lo más importante y es lo que hay que preservar. Para muchos argentinos, niños y adultos, las bibliotecas siguen siendo un lugar de posibilidades, por eso es importante cuidarlas y apostar a que sigan creciendo”, analiza.

“Las palabras, las ideas, la reflexión y la imaginación nos unen. Internet no es la biblioteca del SigloXXI porque no inicia en la lectura ni en el recorrido. Para leer y para escribir sigue haciendo falta un ritual de iniciación y allí están las bibliotecas”, advirtió Bianchi. Además, destacó el rol comunitario que las bibliotecas jugaron durante la pandemia: “Dieron apoyo escolar, ayudaron con las tareas por Whatsapp, colaboraron para sacar turnos de vacunación y sirvieron para apuntalar a las familias”.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina del Libro, Martín Gremmelspacher, también destacó que la “experiencia pandémica” de Libro% haya sido buena: “A pesar del contexto dificilísimo, se amplió el presupuesto de 2020 con respecto a los años anteriores. Se organizó muy rápido y en mayo estábamos abasteciendo a las bibliotecas”. Las expectativas para esta nueva edición están en esa misma línea: “Esperamos ansiosos al programa porque ayuda mucho a las editoriales en en un momento muy complejo y le imprime al sector un impulso de tipo círculo virtuoso, que termina siendo de gran ayuda para toda la cadena del libro”. (Télam)