Tierra del Fuego enciende los motores ante la inminente temporada invernal, para lo cual programó un road show promocional por diferentes provincias que concluirá este viernes 27 de mayo con el lanzamiento que se realizará en la ciudad de Buenos Aires, donde se presentarán "todas nuestras bellezas naturales, que no se agotan en Ushuaia", dijo el presidente del Instituto Fueguino de Turismo (Infuertur), Dante Querciali.

En diálogo con Télam, Querciali destacó que la oferta turística de Tierra del Fuego "cuenta con la participación del sector privado a través de operadores turísticos de primer nivel, que son los que ofrecen la posibilidad de conocer las múltiples atracciones que tiene la provincia".

A esto sumó el "apoyo fundamental de Aerolíneas Argentinas como principal operador de transporte aéreo, y que es muy valorado por quienes llegan a esta región para conocerla".

Al tratarse de un isla, Tierra del Fuego es aerodependiente casi de modo exclusivo, por lo que "la oferta de rutas y conexiones que ofrece la aerolínea de bandera es fundamental para explotar y promover nuestra oferta” agrego el presidente del InFueTur.

Tierra del Fuego tiene una infraestructura en materia de servicios turísticos amplia y diversa para atender la creciente demanda del turismo tanto nacional como extranjero.

“Hotelería, comercios, transporte, excursiones y visitas no tradicionales, gastronomía -dentro de la que hay que destacar la Ruta de la Centolla- componen un nodo perfectamente desarrollado para que cualquier visitante pueda tener una estadía acorde con sus expectativas", remarcó Querciali.

"Y eso pese a la pandemia de casi dos años -continuó-, que aún con las dificultades que planteó no hizo que el sector perdiera actividad o recursos tanto materiales como humanos”.

Uno de los grandes atractivos fueguinos para el invierno es el Cerro Castor, importante centro de esquí de la provincia, y según aseveró Querciali, "posicionado entre los mejores del mundo, no solo por sus superficies, sino por las comodidades de acceso y despliegue que ofrece al turista que llega para disfrutar de este deporte”.

Pero no sólo la ciudad de Ushuaia, con sus más de 6.000 plazas hoteleras, será objeto del lanzamiento del próximo 27 de mayo, porque, como afirmó Querciali, "las bellezas naturales de Tierra del Fuego no se agotan en nuestra ciudad capital o en los recorridos tradicionales que se suelen destacar como excluyentes".

Entre esos otros lugares maravillosos de la provincia austral se encuentra Tolhuin, que en idioma selk’nam significa “corazón”, por hallarse en el centro del territorio, y Río Grande que, pese a ser una ciudad de características sobre todo industriales y fabriles, posee una costa amplísima para los que optan por la pesca.

"Por ejemplo la región de Almanza que es donde están los pescadores artesanales con un corredor gastronómico que está creciendo mucho en el último tiempo”, detalló el presidente del InFueTur.

Entre el abanico gastronómico que ofrece la provincia destaca la centolla, plato característico local (al que desde hace poco se le incorporó el centollón, una variedad más pequeña pero de igual sabor y textura); y el róbalo o la merluza negra, dos especies que por sus características son muy difíciles de hallar en restaurantes de otras latitudes.

La frescura y las formas de cocción y presentación hacen de esos platos un atractivo particular.

En cuanto a las carnes rojas, el cordero fueguino es el destacado ya que posee sutiles pero claras características en sabor y textura de su carne que lo diferencian de su competidor, el cordero patagónico.

Al asador, a la parrilla, en guisados o simplemente al horno, siempre está presente en los menúes fueguinos.

Tierra del Fuego, a diferencia de otros destinos argentinos, es el único que combina a la perfección al mar, con la montaña y el bosque.

Sus costas mirando hacia el Canal del Beagle, la imponencia de las estribaciones de la Cordillera de los Andes y los extensos bosques distribuidos por todo el territorio configuran un paisaje difícil de igualar.

Otro imperdible es el Parque Nacional de Tierra del Fuego, con 69 mil hectáreas de bosques de lengas, ñires, guindos y numerosas especies vegetales exóticas y silvestres y una fauna variada y pocas veces vista.

El área ofrece la posibilidad de realizar caminatas y trekking por senderos de diversa dificultad, lo que permite que cualquier persona pueda acceder al recorrido dentro de esa maravilla natural.

Asimismo, la isla es un escenario ideal para el avistamiento de aves emblemáticas como el Cóndor Andino, petreles, palomas de mar y gaviotas, entre otras especies, a las que se le agrega una variada fauna, como lobos marinos de un pelo y elefantes marinos, entre otros.

Toda esta mágica combinación que se une a la paleta de colores que brindan los Andes durante todo el año, hacen de Tierra del Fuego un destino ideal de ser elegido para esta temporada de invierno. (Télam)