Alrededor de 178.000 turistas visitaron la provincia de San Luis desde que inicio la témpora en diciembre hasta ayer, con una ocupación promedio del 85% de las 40.000 plazas hoteleras, informaron fuentes de la Secretaria de Turismo local.

Villa de Merlo y la costa de Los Comechingones, en el noroeste puntano, son los lugares más elegidos por los turistas; alrededor del 50% de los visitantes deciden vacacionar en esa zona de la provincia.

También, localidades como como El Trapiche, San Francisco y Potrero de los Funes, aumentaron su nivel de ocupación durante enero.

Según los datos de la aplicación Cuidar, el tiempo promedio de los visitantes es de 9 días aproximadamente, lo que implicó un aumento en comparación de otras temporadas.

"Las personas deciden quedar en un solo lugar y no movilizarse demasiado”, destacó el coordinador de la Secretaria de Turismo local, Luis Macagno.

Del 19 al 25 de enero, el sector generó $ 830.146.240, “números importantes teniendo en cuenta la pandemia y la consiguiente crisis económica”, comentó Macagno.

Por otro lado, se mantuvo la cuota de turismo nacional en la provincia: de Buenos Aires vino casi el 46,4 % de los visitantes, seguido por Mendoza con el 14,7 %; Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 11,8 %; Córdoba, 6,2 %; Santa Fe, 5,6 %; San Juan, 4,4 % y el resto del país, 10,9 %.

El titular de la cartera puntana destacó la responsabilidad con el cuidado sanitario en los turistas y en los establecimientos.

“También hemos visto situaciones que nos preocupan, por eso hemos decidido reforzar la campaña de ‘Turismo Seguro’ en toda la provincia para seguir concientizando sobre los protocolos para cortar la cadena de contagios”, advirtió Macagno.


(Télam)