Más de 30 marcas de vinos que se elaboran en la provincia de Entre Ríos participarán a mediados de noviembre de la segunda edición de la feria "Entre Ríos Entre Viñas", en la ciudad de Gualeguaychú, con el objetivo de promover la vitivinicultura entrerriana, provincia cuarta productora de vino a inicios del siglo XX.

El evento tendrá lugar los próximos sábado 19 y domingo 20 de noviembre en los galpones del puerto de Gualeguaychú, en calle en Buenos Aires 20, a unos 230 kilómetros de Ciudad de Buenos Aires.

Durante las dos jornadas están previstas reuniones entre vitivinicultores, exposiciones de productos de acompañamiento, espectáculos culturales, degustación, maridaje, cata y diferentes disertaciones.

Además, de 20 a 0 horas el sábado y de 18 a 0 el domingo, se esperan charlas debate sobre el reciente Censo Vitivinícola provincial, desarrollo comercial del vino y apertura de mercado interno y exportaciones.

En 1860, el por entonces gobernador Justo José de Urquiza, y con la llegada de inmigrantes, promovió la actividad principalmente en San José, Colón, Concordia y Concepción del Uruguay.

La vitivinicultura entrerriana alcanzó el cuarto lugar en el país en producción con 4.000 hectáreas según el Censo Nacional de Viñas de 1907, pero en 1930 el presidente de ese entonces, Agustín Justo, prohibió producir vino fuera de la zona de Cuyo.

De esta manera, se cerraron alrededor de 60 bodegas entrerrianas que cultivaban, según el INTA en 1890, más cepas que en las provincias de Mendoza y San Juan, lo que hizo desaparecer por décadas a Entre Ríos como productora de vino.

Recién en 1998 entró en vigencia una nueva legislación que derogó la prohibición, aunque en los inicios del siglo XXI todavía no existían hectáreas destinadas a la vid.

"Distinto no significa más que distinto, hay que probar varias veces hasta que entendamos que si es nuestro y está bien hecho se logra un producto noble y va a tener futuro", explicó a Télam el docente y especialista en gastronomía e identidad gastronómica de Entre Ríos, Ángel Sánchez.

Además, enfatizó en que "uno cree en esa costumbre que tenemos de que lo que no gusta se califica como malo", por lo que desde la Universidad buscan "ayudar en la toma de conciencia sobre lo producido en Entre Ríos".

Actualmente existen cerca de 50 productores en unos nueve departamentos de la provincia, con diferentes variedades entre las que se destacan tannat, chardonnay y el merlot ubicadas en unas 80 hectáreas en todo Entre Ríos.

La feria es organizada por el Gobierno de Entre Ríos, la Asociación de Vitivinicultores de Entre Ríos, y cuenta con el apoyo del Consejo Federal de Inversiones (CFI) y la colaboración del Municipio local. (Télam)