Un turismo más sostenible, resistente y responsable es la propuesta de Naciones Unidas (ONU) para la actividad tras su reactivación luego de la pausa obligada por la pandemia de coronavirus, según lo expuesto hoy durante un debate en esa organización.

Bajo el lema "Poner el turismo sostenible y resistente en el centro de la recuperación inclusiva", representantes de países y del sector privado debatieron cómo debería ser el futuro de este sector para que sea "más sostenible, más resistente y más responsable", señala un despacho de la agencia AFP.

Un informe de la ONU sobre la Economía Verde advierte que de seguir por la misma senda previa a la pandemia, el turismo generará para 2050 un aumento del 154% en el consumo de energía, un 131% más de emisiones de gases de efecto invernadero, un 152% más del consumo de agua y un 251% más de desechos sólidos.

El presidente de la Asamblea de la ONU, Abdulla Shabib, expresó: "No podemos permitir que esto siga así" y tras considerar que deben ser "más ambiciosos, más responsables que eso", advirtió que "ahora es el momento para transformar el sector".

La mayoría de los actores de este sector que antes de la pandemia contribuía con 3.500 millones de dólares al PIB mundial, consideran que hay que aprovechar la pausa mencionada para hacerlo más sostenible e inclusivo.

Con 120 millones de empleos perdidos durante la pandemia, este sector, que antes aportaba el 4% del PIB mundial, es el principal motor del crecimiento económico y de desarrollo para la mayoría de los países, y en particular los menos desarrollados.

Según la ONU, para muchos países en desarrollo, entre ellos los estados insulares, el turismo es la mayor fuente de empleo, divisas e ingresos fiscales, y en el caso de los países más pequeños, representa el 30% de las exportaciones, con picos del 80%. (Télam)