El Gobierno de Entre Ríos aseguró que durante la primera quincena del mes de enero ingresarán cerca de 400.000 personas para disfrutar de una agenda colmada de actividades, festividades y los atractivos naturales y culturales de esa provincia.

"Es un gran verano, hay una gran movilidad social, hay una economía que se viene recuperando y eso representa un flujo de recursos importantes", resaltó el gobernador entrerriano, Gustavo Bordet.

Los carnavales en casi todas las ciudades y localidades, las playas, balnearios y parques acuáticos con excursiones y deportes acuáticos, parques nacionales, ferias gastronómicas y propuestas culturales e históricas son los principales atractivos para los turistas.

Bordet señaló que el turista opta por esa provincia porque "tiene un plus muy importante y es la calidez de las y los entrerrianos".

"Somos gente de mate en mano -prosiguió-, de brindar el servicio que requiere el turista, que se los recibe amablemente y esto hace que la gente quiera volver".

El mandatario provincial explicó que "es bueno recibir gente de Uruguay y de otras provincias", pero también destacó que es "muy bueno que haya movilidad entre una costa y la otra" de la propia Entre Ríos.

El promedio de ocupación para toda la temporada de verano allí es de poco más del 65% de las 50.000 plazas hoteleras y extrahoteleras, además de casas y departamentos de alquiler temporario.

Aún así, la provincia se destaca por el turismo de cercanía y durante los fines de semana, donde el número de reservas crece. (Télam)