El ministro de Turismo y Deportes de Salta, Mario Peña, aseguró hoy que el nivel de satisfacción del Tren a las Nubes, que hoy cumple 50 años como producto turístico, “es altísimo”, y destacó que en junio de este año duplicó la cantidad de pasajeros transportados con relación al mismo mes de 2019, considerado el mejor registro.

“Hoy, el nivel de satisfacción del producto turístico Tren a las Nubes es altísimo”, expresó a Télam el ministro, quien detalló que “en junio de este año, comparado con el último mejor junio, que fue en 2019, duplicamos la cantidad de personas transportadas”.

Peña se refirió así a la importancia de este servicio turístico, que nació el 16 de julio de 1972, por lo que hoy cumple 50 años.

“El Tren a las Nubes tiene muchas implicancias para Salta. Tiene una historia, un arraigo muy particular para nosotros”, expresó el funcionario provincial, tras lo que destacó que “es el tercer más alto del mundo”.

Este icónico atractivo, que vive una excelente temporada invernal, parte desde la ciudad de Salta en buses que toman la ruta nacional 51 y pasan por las localidades de Campo Quijano y Gobernador Solá, hasta llegar a El Alfarcito.

El trayecto continúa por la Quebrada de las Cuevas y la llanura de Muñano, hasta llegar a la localidad de San Antonio de los Cobres, que es la cabecera del departamento Los Andes, en la Puna de Salta.

Allí, a unos 185 kilómetros al oeste de la capital salteña, el contingente se embarca en el Tren a las Nubes, con el que recorre unos 20 kilómetros más, hasta llegar al viaducto La Polvorilla, a 4.220 metros sobre el nivel del mar, para luego regresar a Salta en ómnibus, desde San Antonio de los Cobres, pasando por Santa Rosa de Tastil, área de influencia del Camino del Inca en la provincia de Salta y centro administrativo de la Quebrada del Toro, donde los pasajeros pueden visitar el museo.

Peña expresó que hay “cuatro o cinco fotos icónicas de la Argentina que dan vuelta en el mundo, y una de ellas es el Tren a las Nubes”, junto con las de “las Cataratas del Iguazú; el glaciar en la Patagonia; y el Obelisco, en la Ciudad de Buenos Aires”.

Durante su charla con Télam, Peña recordó la magnitud de “la obra de ingeniería del ramal C14, que mucho tiene que ver con el ingeniero Richard Maury”, y la consideró como “una obra ferroviaria reconocida en el mundo, por lo que significó en la época”.

“Los trenes de altura que realizan este tipo de recorridos necesitan las famosas cremalleras en determinados momentos, para traccionar. En esa época, lo revolucionario del ingeniero Maury fue realizar esta obra sin cremalleras. Por eso los famosos zigzags, los cruces”, explicó.

Asimismo, señaló que “ese ramal nos permitió, a través del ferrocarril, comunicarnos con Chile durante mucho tiempo”, tras lo que llegó este “producto turístico montado, sobre esa obra tan particular, con esa foto que recorrió el mundo, que tenemos que cuidar y preservar”.

“Si bien es un producto turístico con una capacidad limitada por la cantidad de vagones, tiene un impacto muy fuerte desde lo comunicacional”, explicó, y remarcó que “se lo reconoció como Marca País”.

Por otro lado, contó que “en determinado momento, ante la imposibilidad de circular con pasajeros por las vías del C14, hace 7 u 8 años, en Salta se decidió modificar la excursión turística”.

“Antes, salía desde Salta Capital, muy temprano a la mañana, y volvía entre las 10 y las 12 de la noche”, con lo que “se hacía una excursión muy larga”, reveló Peña, al tiempo que resaltó: “Cuando ocurrió eso, se cambió el recorrido y se generaron cosas sumamente positivas”.

Lo más importante fue “el desarrollo de infinidad de personas que hoy pueden vivir y sustentar sus familias, por el solo hecho de que la gente que va al Tren a las Nubes pasa por esos lugares”, indicó.

“Anteriormente, el tren pasaba, pero no se detenía, no derramaba, la gente veía pasar a ese turista que no podía comprar sus artesanías o comer en la ruta, en el propio San Antonio de los Cobres”, reconoció.

Esa imposibilidad que se dio "de un día para el otro, y el haber salido con el tren por una cuestión técnica desde San Antonio de los Cobres, también posibilitó muchísimo el desarrollo en la quebrada, le abrió el juego a la gente de la zona”, manifestó.

En este sentido, apuntó: “Hoy es una excursión de día, el paseo en tren son tres o cuatro horas, y es sumamente agradable, disfrutable y cada vez crece más”.

El ministro consideró que “el desafío grande es seguir brindando calidad en el servicio, seguir mejorando, ser muy competitivos con las tarifas”.

“La única forma que tenemos de crecer es salir todos los días, y vamos por ese camino”, señaló, y adelantó que “estamos tratando de cerrar con la Nación la posibilidad de financiar la compra de una nueva formación", para poder cumplir con esa meta.

Por otro lado, afirmó que “cuando se trata de trenes hay tres áreas que se integran: los que manejan las estaciones, los que manejan las vías y los que manejan la formación. Son áreas muy grandes de la Argentina y en cada una de ellas nos han dado un apoyo enorme por lo que significa el Tren a las Nubes”.

A su turno, el presidente de la Sociedad del Estado Tren a las Nubes, Sebastían Vidal, dijo a Télam que “Salta ya es un faro, históricamente, como destino turístico, y el tren, como su ícono, su perlita, su servicio más importante, es el diferencial, lo que nos diferencia de otras provincias y países”.

“Venimos batiendo récords en el transporte de pasajeros en todo el primer semestre. Llegamos a julio, con 20 salidas programadas en la grilla, y hoy tenemos 36, por la gran demanda”, manifestó Vidal.

Sobre esto, añadió: “Tenemos el 98% de ocupación promedio este año”, tras lo que señaló que “son números impensados, extraordinarios, producto del esfuerzo de muchos años”, y reveló que en el primer semestre “hemos transportado 37 mil pasajeros”, que es casi la misma cantidad que todo 2021.

“Todo esto nos llena de alegría. Estamos orgullosos y emocionados por estos 50 años y por este presente del Tren a las Nubes”, expresó Vidal, quien acotó que “estamos esperanzados hacia adelante”.

En el segundo semestre de este año, herramientas como el Pre-Viaje “van a sostener esta demanda que estamos teniendo. Creemos que la histórica temporada baja, de agosto a noviembre, no va a ser tan baja, y que vamos a tener que aumentar salidas para poder cumplir”, estimó.

Las celebraciones por el 50º aniversario del Tren a las Nubes, que cuenta con siete vagones y una capacidad de 420 pasajeros, incluyeron anoche, un show gratuito del reconocido conjunto folclórico salteño Ahyre, frente a la estación de trenes de Salta, tras lo que se desarrolló una cena de gala en el Centro de Convenciones de la capital, que contó con la presencia del gobernador Gustavo Sáenz, representantes del sector turístico e invitados especiales.

Los festejos cerraron hoy, con una salida especial que partió desde Salta, también con invitados especiales, y un agasajo de recepción en la ciudad de San Antonio de los Cobres. (Télam)