El cerro Uritorco, en Córdoba, ofrece experiencias de senderismo que vinculan paisajes, mística y astroturismo, en tanto Capilla del Monte, localidad base para estas excursiones , tiene propuestas turísticas vinculadas a lo gastronómico, cultural y artesanías.

Los paseos se desarrollan en el característico ambiente natural de aire puro y vistosos paisajes del norte del Valle de Punilla, e incluyen circuitos con puentes colgantes, curiosas geoformas, cascadas y la posibilidad de caminatas nocturnas con observación del cosmos, que este mes incluirá tours especiales para ver el eclipse de luna.

Debido a que el Uritorco se caracteriza por un turismo familiar, una de las principales opciones es la de caminar parte de su base con un nivel de baja dificultad, en una zona donde se abre camino a través de los relieves del cerro y el ambiente boscoso incluye el sereno paso del agua del arroyo.

En esa primera parte del recorrido hay puestos de artesanos que exponen una oferta variopinta que abarca desde figuras de perfil sideral a rocas tornasoladas con supuestos atributos energéticos, una cualidad muy vinculada con las leyendas que rodean al Uritorco.

La caminata atraviesa puentes colgantes y curiosidades como un descanso donde se apilan rocas redondeadas que forman siluetas a las que los lugareños les atribuyen carácter sobrenatural.

Además de esta travesía básica, que es la más popular, está el circuito de trekking "Atardecer en el Uritorco", que invita a explorar los misterios del cerro durante la caída del sol, cuando sólo se escucha el sonido del arroyo y la vida natural.

La expedición, que dura unas siete horas, empieza con un ascenso entre una frondosa vegetación de árboles y arbustos típicos de las sierras, recorre lugares con nombres inquietantes, como el Valle de los Espíritus, y lleva a la quebrada del arroyo Calabalumba.

Más arriba, se accede a un punto desde el que se puede observar toda Capilla del Monte y los valles de Punilla y Sierras Chicas, y luego se desciende -ya con la ayuda de linternas- a través de un paisaje de penumbras que parece completamente distinto al del ascenso.

El circuito de la Quebrada de Huertas Malas está a unos 6 kilómetros de la base del Uritorco y allí la propuesta es recorrer durante un día un entorno que permite observar prodigios como el vuelo del cóndor o el aura exuberante de un bosque tapizado por durazneros.

Esta excursión lleva también a la Cascada de la Golondrina, un rincón oculto que cuenta con un salto de aguas transparentes, donde antes de regresar se puede disfrutar de un picnic en ese recoveco casi secreto de Córdoba.

Según la Agencia Córdoba Turismo, "en Capilla, la propuesta es adentrarse en los senderos del Uritorco, aunque antes de pasar por debajo del Cóndor, la obra que da la bienvenida al cerro, cabe recordar alternativas como las aguas de El Paraíso, de baja dificultad, o el Paso del Indio, de nivel intermedio".

Los amantes del astroturismo, podrán disfrutar de una jornada especial en la noche del 14 y la madrugada del 15 de este mes, durante el eclipse de luna, que desde el punto más alto del cerro se verá sin ninguna contaminación, como el resto de la vía láctea.

Esa jornada se realizarán excursiones especiales, aranceladas, que se extenderán hasta el amanecer e incluirán un desayuno campestre, con opciones para personas veganas y celíacas.

La propuesta gastronómica habitual del Uritorco incluye almuerzos y meriendas en la confitería de su base, desde cuyas mesas se puede apreciar el paisaje mientras se consume.

En Capilla del Monte, los turistas encuentran un pueblo de atmósfera calma, interrumpida apenas por el impacto visual de su impronta artística: Una serie libre de murales, pinturas y graffitis que ornamentan sus calles y conforman un atractivo para los visitantes.

En la zona céntrica, entre la plaza San Martín y la Oficina de Turismo, se encuentra La Techada, que es un punto de encuentro tradicional que se caracteriza por una secuencia de librerías temáticas, que exponen obras dedicadas al equilibrio y el bienestar.

En esta galería urbana la cultura se combina con lo gastronómico, mediante tiendas de delicias típicas y variados restaurantes, en un circuito culinario que se extiende hacia el sureste, con opciones como las cocinas artesanales y pizzerías.

Capilla del Monte se encuentra 100 kilómetros al noroeste de la ciudad de Córdoba, y si se va por la Ruta Nacional 38, aparece después de La Falda, Villa Giardino y La Cumbre, en un camino cuyas vistas serranas representan una experiencia aparte. (Télam)