La Justicia le dictó hoy la prisión preventiva al automovilista ebrio que el último miércoles atropelló e hirió gravemente a un ciclista que permanece internado en grave estado. Este viernes, la fiscal Adriana Bellavigna, que está a cargo de la causa, pidió que se dicte la prisión preventiva a Miguel Ivanovich, de 28 años y que continuará detenido, tras la resolución a favor de la instructora, quien lo imputó por "lesiones agravadas y lesiones leves". Tras conocerse el fallo del juez en lo Penal Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, Juan José Cavallari, la fiscal dijo ante la prensa que está "muy conforme" por la decisión del magistrado interviniente ya que según dijo "es lo que pedí". Para Bellavigna, el caso supera el hecho de la "conducción imprudente", ya que Ivanovich tras atropellar a Sebastián Devoto "se dio a la fuga, no socorrió a la víctima y después chocó un auto que se encontraba estacionado ante un semáforo", lo que se agravó por el exceso de alcohol que habían consumido, y tampoco allí se detuvo. En la misma resolución en la que convirtió la detención en prisión preventiva, Cavallari declinó y trasladó las actuaciones al Juzgado en lo Penal Contravencional y de Faltas N° 21, a cargo de la jueza Cristina Beatriz Lara. Este jueves y ante la fiscalía, el imputado declaró y sostuvo que "no se acuerda de nada". En tanto, Devoto, el ciclista atropellado de 35 años, quien tiene daño cerebral, permanecía internado este viernes en coma inducido en el Sanatorio Finochietto

"No presenta cambios significativos de su estado crítico", dijo este viernes ante la prensa el director médico del hospital Norberto Furfaro, quien detalló que Devoto está con "diagnóstico de politraumatismo con compromiso neurológico y múltiples fracturas" y que "continúa con asistencia respiratoria mecánica y soporte hemodinámico". El hecho ocurrió el pasado miércoles a la madrugada, cuando el conductor embistió en la avenida Beiró a Devoto, quien iba en una bicicleta mountain bike a su trabajo en una estación de servicio. Luego, tras escaparse sin auxiliar al ciclista gravemente herido, chocó de atrás y a toda velocidad a un auto que estaba detenido ante un semáforo en rojo. Ambos incidentes de tránsito quedaron registrados en las cámaras de seguridad del lugar y al conductor, que fue detenido luego del segundo hecho, se le detectó un nivel de 2,14 gramos por litro de sangre, cuando el valor máximo permitido es de 0,5. GO/EFR (Noticias Argentinas)