La subsecretaria de Turismo bonaerense, Ianina Bak, evaluó hoy que el ultimo fin de semana largo fue "muy bueno" y que lo más importante fue que se "reactivó una actividad que estuvo parada durante 8 meses".

"Hoy estar hablando de la temporada de verano, cuando hace unas semanas atrás estaba todo en duda, ya es sumamente positivo", expresó Bak en diálogo con la radio marplatense Lu6.

Al referirse a la ocupación que se registró durante este fin de semana en las distintas localidades bonaerenses, la funcionaria provincial dijo "los números han sido tan alentadores que muchos prestadores turísticos que dudaban que hacer, han resuelto por estas horas abrir sus puertas"

En ese marco, Bak indicó que "el volumen de gente que circuló en la provincia, tanto en localidades que están sobre la costa como en el interior, supero las expectativas de todos. Teníamos nuestras reservas respecto en cuánto sería el número de gente que se movería durante este fin de semana, pero ha sorprendido", y ejemplificó que algunos municipios registraron "entre el 60 y 80% de ocupación".

"Los municipios que más certificados han pedido, fueron Mar del Plata, el Partido de la Costa, Villa Gesell y Pinamar, donde este último, según sus autoridades, ha tenido en este mes un 35 por ciento más de ocupación que el año pasado".

Respecto a los requisitos para circular por la provincia con fines turísticos, Bak informó que "desde el 15 de diciembre, argentinos o extranjeros, deberán contar con el certificado Verano que se tramita a través de la aplicación Cuidar o la página (argentina.gob.com.ar)".

"El permiso lo tienen que solicitar aunque sea con 5 días de anticipación, porque la idea es poder estimar cuánta gente estará transitando por la Provincia y en que distrito que estarán", agregó.

"Desde hoy todos los permisos serán validados por los municipios. Entendemos que en estos primeros, no habría razones para rechazarlos, pero bueno cada autoridad municipal tienen las facultades para monitorear su sistema sanitario y a partir de ahí saber cuanto turistas pueden ir recibiendo", continuó.

En cuanto a los sistemas sanitarios, reconoció que "de por sí" en el verano "se estresan" al aumentar la cantidad de población, "y esto en medio de la pandemia es sumamente importante" tener en cuenta porque lo fundamental "es monitorear y evitar el rebrote, que es el mayor temor que estamos teniendo a nivel provincial". (Télam)