La Semana Santa que acaba de concluir tuvo una importante afluencia de turistas en la provincia de Córdoba, que se vio reflejada en el 90% de ocupación promedio en plazas hoteleras y alojamientos en los principales destinos, informaron fuentes oficiales.

El registro brindado por la Agencia Córdoba Turismo (ACT) indica que el gasto promedio diario fue desde los $6.000 por persona, por día, dependiendo de la categoría de los servicios utilizados, a lo que se sumó el movimiento económico de habitantes de la provincia que se movilizan para realizar paseos en el día en distintos puntos de las sierras.

“Una vez más, Córdoba brilló y se consolida como uno de los destinos favoritos de los argentinos. Esta Semana Santa tuvimos un promedio de ocupación muy alto, generando un movimiento económico importante para cada región, y eso es trabajo e ingreso genuino para todos los cordobeses”, destacó Esteban Avilés, presidente de la ACT.

La cartera destacó que los turistas eligen la provincia por “su historia, sus paisajes, su naturaleza y su gastronomía, sumado a variadas actividades, como obras teatrales, festivales gastronómicos, museos gratuitos, shows musicales, entre otras”.

En el Valle de Punilla, Villa Carlos Paz, el destino con más plazas de la provincia (75.000), hubo durante el fin de semana largo un promedio del 90% de ocupación, y La Falda llegó al 91.6 %. En ambos casos, el promedio fue de 3 noches de pernocte.

En la zona de Calamuchita, Santa Rosa tuvo una ocupación del 92%; Villa General Belgrano y Yacanto llegaron a tener ocupación plena; Villa Rumipal registró el 93% de ocupación y Embalse, el 81%.

Por su parte, Río Ceballos, en la región de las Sierras Chicas, llegó al 86.75% de plazas ocupadas y Salsipuedes tuvo el 70% de sus camas; en tanto que más al norte, en San José de la Dormida la ocupación estuvo al 82,6%.

La región de Ansenuza, su ciudad cabecera Miramar registró ocupación plena de sus plazas, derivando gente a pueblos cercanos, mientras que en Alta Gracia, cabecera de la región de Paravachasca, la ocupación también fue completa, y en La Serranita llegó al 85%.

Por su parte, en Traslasierra, Mina Clavero tuvo una ocupación del 58%; Villa Cura Brochero llegó al 97%; y Nono al 80%.

Finalmente, la ciudad de Villa María informó una ocupación del 63%, mientras que la ciudad de Córdoba llegó a tener sus plazas ocupadas en más del 93%.

Los números que indican los porcentajes de ocupación hotelera y alojamientos en general se vieron reflejados en el incesante movimiento que se registró en las distintas rutas que atraviesan la provincia, que se vieron cargadas de vehículos desde el miércoles hasta anoche a última hora. (Télam)