Cerca de 95.000 viajeros arribaron a la provincia de Entre Ríos durante el primer fin de semana de las vacaciones de invierno, que coincidió con el feriado del 9 de julio, informó hoy el Ministerio de Producción, Turismo y Desarrollo Económico provincial.

Durante las vacaciones, que continuarán hasta el 25 de julio próximo, Entre Ríos habilitó actividades de paseos en el agua, en parques y reservas naturales, viñedos, recorridos de avistaje y de pesca, y más de 15 complejos termales, entre otras.

Durante el fin de semana largo pasado, turistas y excursionistas de Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba y los propios entrerrianos, entre otros, tuvieron una estadía promedio de 2,5 noches de alojamiento, y generaron una ocupación hotelera del 63%.

Entre Ríos tuvo un movimiento económico estimado en $468 millones, y fue uno de los distritos más visitados durante el fin de semana, con el 6% de los más de 1,6 millones de viajeros que se desplazaron por todo el país, según la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

"Generalmente el turismo que viene a Entre Ríos es familiar y termal, que se cuidan mucho y cumplen los protocolos, y la mayor parte viene de AMBA, y hoy allí está controlada la situación epidemiológica", remarcó el mandatario provincial, Gustavo Bordet.

La provincia y 14 de sus ciudades recibieron al sello internacional "Safe Travels", del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, que garantiza que los destinos, organismos y empresas certificadas demuestran una gestión "proactiva y responsable" ante el virus.

Declarada por el Senado de la Nación como la "Capital Nacional de los Circuitos Termales", Entre Ríos se convierte en epicentro del circuito termal con 16 complejos en 14 ciudades, con más de 125 piletas con diferentes aguas, paisajes verdes, complejos de masajes y productos autóctonos.

La provincia también propone el recorrido por reservas y parques nacionales de la provincia, como el Parque Nacional El Palmar, cerca de Colón, o el Pre Delta, en Diamante; y senderismo, caminatas, trekking o selva en galería en numerosos puntos de su territorio.

Ríos, arroyos, lagunas, barrancas, bosques, vegetación, cultivos, zonas urbanas y pueblos colmados de historia permiten realizar excursiones en familia, paseos náuticos, pesca, visitas a museos y lugares históricos, caminatas y actividades culturales.

Por otro lado, se podrán realizar visitas a viñedos y bodegas, almacenes de campo, ferias y mercados, con degustaciones de productos y platos típicos de la cocina entrerriana, como pescados de río, nuez pecán, miel, cítricos y recetas de colonias alemanas, judías, brasileñas, entre otras.

Entre Ríos es también estratégica para la caza deportiva, actividad que se puede desarrollar en sus parques, reservas naturales y privadas, safaris y avistajes de flora y fauna, y todas las opciones turísticas se pueden visitar en el sitio www.entrerios.tur.ar. (Télam)