Las pasarelas y el mirador principal del circuito de la Garganta del Diablo, en las Cataratas del Iguazú, quedarán rehabilitadas mañana, después de las tareas de refacción y reparaciones en las áreas afectadas por la crecida extraordinaria de los últimos días, informó hoy el Parque Nacional Iguazú.

Las tareas de reparación finalizaron esta tarde, mediante el trabajo del personal técnico de la empresa concesionaria Iguazú Argentina, tras cuatro jornadas de intenso trajín para habilitar el paseo peatonal hacia el mirador del Salto Unión, conocido como Garganta del Diablo.

Por otra parte, las autoridades reiteraron que los visitantes no deben alimentar a las especies autóctonas que habitan en el área protegida, para contribuir a la conservación del parque, distinguido como Patrimonio Mundial por la Unesco. (Télam)