Catamarca tuvo un importante movimiento turístico este fin de semana largo de Semana Santa, con un promedio de ocupación hotelera del 91%, el cual generó un impacto económico de casi 140 millones de pesos y posiciona a la provincia como destino emergente en el mapa nacional, informaron hoy fuentes oficiales.

“Hemos tenido un muy buen fin de semana de Semana Santa. El trabajo articulado entre sector público, provincia y municipios, más sector privado va dando sus frutos”, dijo el ministro de Cultura, Turismo y Deporte, Roberto Brunello.

El relevamiento fue realizado desde la Secretaría de Gestión Turística, a través de la Dirección de Calidad Turística, con datos proporcionados por los municipios y por representantes de cámaras y asociaciones hoteleras.

Los lugares que tuvieron un 100% de ocupación hotelera fueron Andalgalá, Antofagasta de la Sierra, Belén, Capayán, El Rodeo, Las Juntas, El Alto, Fiambalá, Pomán, Santa María, Santa Rosa, Tinogasta y Valle Viejo, en tanto que lugares como Fray Mamerto Esquiú y Recreo tuvieron un 95%, La Puerta y Paclín estuvo al 90%, San Fernando del Valle de Catamarca al 80% y Ancasti a un 70%.

Según el relevamiento “el porcentaje de ocupación hotelera promedio para el fin de semana largo en toda la provincia fue del 91%, sobre un total de 8.610 plazas”, además se informó que fueron “26.639 los turistas que se alojaron en estos días de Semana Santa mientras que se registraron 44.399 ingresos a la provincia”.

Este movimiento de personas “logró que se haya generado un impacto económico de $139.377.027 (con un gasto promedio diario de $5.232 por persona)”, que beneficia no solo a los comercios del rubro turístico sino a toda la cadena de valor que involucra esta actividad.

En esta línea, el titular de la cartera turística se mostró muy conforme con el movimiento turístico y remarcó, que la amplia oferta de propuestas y eventos que generaron los distintos municipios, que funcionan como atractivos para que los turistas permanezcan más tiempo en cada destino, produjo que el fin de semana el promedio de pernocte en Catamarca fue de 3,4 noches, cuando antes era solo de 1 noche.

“Esto recién comienza pero es un estímulo para seguir trabajando en el posicionamiento de la provincia y en la mejora de los servicios. Lo bueno es que hay demanda del destino y vamos a seguir trabajando para que esa demanda se sostenga a lo largo del año”, agregó Brunello.

(Télam)