La capacitación de pobladores del monte chaqueño vecinos al PN El Impenetrable se formalizó en 2019, cuando se conformó un equipo específico con ese fin, tras algunas tareas iniciadas años antes por Parques Nacionales y la Fundación Rewilding Argentina, y hoy involucra a casi 120 personas pero se apunta a 300 familias de la zona.

Ese año se realizó una encuesta socieconómica para conocer los ingresos de la gente local, los usos del territorio y el acceso a la conectividad, la energía y otros servicios básicos, además de hábitos costumbres, habilidades y frestividades, explicó a Télam Constanza Mozzoni, responsable del Equipo de Comunidades de Rewilding para el Paraje La Armonía.

Mediante ese sondeo, descubrieron que mucha gente local tenía o adquirió la habilidad para trabajar materiales de la zona, en general como una respuesta a una necesidad de crear elementos utilitarios en la casa, con madera, barro, lana y cuero.

"A partir de ahí surgieron las cuatro líneas productivas con las que hoy trabajamos con los artesanos, que están dentro de un programa que se llama 'Emprendedores por Naturaleza', que lo bajamos al territorio en los tres núcleos", dijo en referencia a los parajes La Armonía, Nueva Población y Laguna Yarde.

El programa alcanza también a vecinos que se dediquen a la prestación de servicios para el turista y población local que trabaje para la Fundación o para el PN o desarrolle alguna acción relacionada con la conservación y otras actividades en esa reserva.

Mozzoni puntualizó que se busca "el desarrollo de economías regenerativas, principalmente la prosperidad de la comunidad a través de ingresos que sean legítimos, respetando y valorando lo que saben hacer, sus costumbres, su cultura, sus saberes, siempre teniendo de base la conservación del monte".

De los siete capacitadores actuales del programa, tres trabajan en las áreas de prestación de servicios al turismo, de gastronomía, kayaks y guías de sitio, y cuatro en lo artesanal, que es hilado, tintes, cerámica y madera.

"También promovemos que algunos vecinos que tienen mayor experiencia en el área artesanal compartan sus conocimientos y les enseñen a los más jóvenes, algo que sucede sobre todo con las mujeres, con el tejido", comentó,y precisó que "eso siempre se da en el marco de encuentros: Encuentros de Mujeres Tejedoras, Encuentros de Artesanos, Encuentros de Hombres que trabajan con madera, etcétera".

En toda la zona, señaló, cuentan "con 119 emprendedores, entre los vecinos que se dedican a prestación del servicio al turismo, artesanos y otros chicos jóvenes que trabajan dentro del Parque, ya sea en la construcción de corrales, en el mantenimiento de las áreas de servicios y demás".

Luego precisó: "Nuestro objetivo es vincularnos a largo plazo con 300 familias, que son las que viven dentro del primer anillo" en torno al PN, porque a través de los ingresos por prestación de servicios al turismo y a producción artesanal, "que son constantes y que valorizan lo que saben hacer, mejoran su calidad de vida y sus oportunidades". (Télam)