La ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo hoy que “la gran mayoría de la población argentina adhiere a la vacunación” contra el coronavirus y destacó que el "25% de la población recibió al menos una dosis y el 84% de las personas mayores de 60 años inició su esquema de vacunación”.

Vizzotti participó en el foro internacional "Geopolítica de las vacunas. Hacia una estrategia argentina de desarrollo y producción", encuentro organizado por el Consejo Económico y Social (CES) que se desarrolló en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada.

“La gran mayoría de la población argentina adhiere a la vacunación, y también estamos trabajando en acercar la vacuna a la población”, sostuvo.

Y recalcó: “Podemos decir que Argentina confía en las vacunas contra la Covid 19, confía en todas las vacunas del calendario”.

“Estamos superando el 25% de la población que recibieron al menos una dosis y el 84% de las personas mayores de 60 años que han iniciado su esquema de vacunación”, precisó.

Además, señaló que “bajó la letalidad: en 2020 tuvimos 2.8 y 1.4 en 2021” mientras que “la letalidad en mayores de 60, el año pasado fue de 15.9 y este año es alrededor de 8”.

“Cuesta muchísimo y se ve poco el trabajo para construir confianza en las vacunas y todo lo que hay detrás de cada una que se aplica”, manifestó.

Resaltó que “todo lo que hay que ensamblar en un programa de inmunización arranca desde la planificación, la evaluación de las vacunas, recomendaciones, capacitación del personal, recepción de las vacunas, retiro de la Aduana, reacondicionamiento y distribución para que lleguen a las provincias y, luego, al brazo de la persona que lo necesita”.

Añadió que también es necesario “informar a la población para poder disminuir cualquier duda en aquellas personas que deciden no vacunarse porque reciben información incorrecta”.

La funcionaria subrayó que “construir confianza en las vacunas lleva mucho tiempo, y se empieza a trabajar antes de la vacunación”.

“Argentina tiene una entidad regulatoria que tiene un área de farmacovigilancia, tenemos un sistema de vigilancia en la seguridad de las vacunas y una comisión nacional de seguridad en vacunas que evalúa todos los eventos que se notifican temporalmente relacionados a la vacunación”, resaltó.

En ese sentido, Vizzotti apuntó que “buscar fuentes de información certeras para poder tener respuestas confiables y tomar decisiones con datos correctos y basados en la evidencia es algo que hemos logrado construir”, y sostuvo que “hay que seguir” fortaleciendo esa tarea “porque todavía hay personas que pueden dudar de vacunarse y esa vacuna puede evitarle la muerte a esa persona o a un ser querido”.

Asimismo, apuntó que la pandemia “va a terminar cuando todos los países hayan accedido a la vacuna y hayan vacunado a la población que tiene riesgo de morir”.

“La mayoría de los países ricos tienen un número muy importante de dosis que supera, incluso, su población y la mayoría de ingresos medios y bajos todavía no accedieron, en ese sentido estamos trabajando en una región muy desigual para que la mayoría acceda a la vacuna”, expresó.

Sin embargo, destacó que la Argentina está "recibiendo más vacunas" y también está "escalando la recepción de la vacuna de AstraZeneca”.

Sobre ese punto, dijo que "trabajamos mucho para fortalecer este vínculo y poner en valor que la Argentina produce el principio activo que se envasa en México para toda Latinoamérica”.

También enfatizó que “hoy recibimos la sustancia activa de la vacuna Sputnik V para que otro laboratorio argentino sea parte de la cadena de producción".

Por su parte, Nadhim Zahawi, ministro de Vacunación del Reino Unido, indicó que “en el comienzo de este año todos los días había 50.000 nuevos casos de coronavirus, se internaban 4.000 personas y más de 1.000 personas morían por día”.

“La campaña de vacunación exitosa tenía que concentrarse en superar los desafíos y tener una estrategia operativa fuerte; mucha planificación y priorizar a quién había que vacunar primero y cómo desarrollar la campaña”, explicó.

Contó que las autoridades pidieron “a los profesionales jubilados o que habían dejado la profesión que volvieran a trabajar para llevar a cabo los programas de vacunación”, medida que posibilitó que en febrero “91.000 personas” retomaran sus tareas en el programa de vacunación.

Zahawi alertó que “la información errónea viaja más rápida que el virus y no respeta fronteras” y que para combatir los datos falsos “trabajamos con líderes religiosos para que presenten información e inspire confianza"

“Un ejemplo es la traducción de las recomendaciones a 13 idiomas”, dijo el funcionario.

En el cierre, el secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación, Gustavo Beliz, hizo hincapié en el trabajo en equipo que se realiza en Argentina "de modo colaborativo más allá de las diferencias y de ideología".

"Qué importante es construir confianza a través de este trabajo cooperativo", dijo.

Beliz se refirió a la "polidemia", y pidió que la "baja política no ensucie ni ponga en cuestión temas que son de relevancia para nuestro país".

A su turno, el presidente, Alberto Fernández, en un mensaje grabado, celebró la puesta en marcha de la plataforma internacional de "alto nivel".

"La geopolítica de las vacunas es el nuevo territorio donde se juega nuestra real soberanía", afirmó, y señaló que ese escenario "desnuda un mapa de poder mundial plagado de abusos, codicias e injusticias". (Télam)