El Gobierno de Jujuy lleva adelante un operativo para brindar asistencia social y alimentaria a más de 1.600 familias pertenecientes a 55 comunidades aborígenes de la puna y para detectar personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad, se informó oficialmente.

La iniciativa denominada “Puna Norte 2” abarca los departamentos Cochinoca, Susques, Humahuaca y Tumbaya mediante un trabajo conjunto con siete comisiones municipales de la zona.

“Este operativo no es solo de asistencia sino de abordaje integral en el que identificamos adultos mayores que están sin red de contención o bien que tienen su red de contención en San Salvador de Jujuy y necesitamos fortalecerlos en su territorio”, indicó hoy a Télam la ministra de Desarrollo Humano de Jujuy, Natalia Sarapura.

"Puna Norte 2" es un dispositivo de acompañamiento y asistencia que beneficiará a más de 1.600 familias, después de que en enero pasado a través del "Puna Norte 1" se brindó asistencia a 2.000 familias de los departamentos Yavi, Rinconada y Santa Catalina, integrantes de 70 comunidades aborígenes.

El Ministerio de Desarrollo Humano jujeña encabeza la tarea a través de la Secretaria de Pueblos Indígenas en coordinación con las áreas sociales de los municipios.

Los recorridos se extenderán por cuatro días con la modalidad "puerta a puerta" en los domicilios de adultos mayores, personas con discapacidad y familias en situación de vulnerabilidad social a quienes se entregarán módulos alimentarios reforzados y agua mineral.

También recibirán kits de prevención dada la situación sanitaria por el coronavirus, como alcohol en gel, lavandina en polvo y jabón en pan, totalizando "módulos reforzados de 17 productos".

El operativo permitirá llegar al área puna del departamento Tumbaya y también a las comunidades aborígenes del municipio de El Aguilar, en Humahuaca, en un recorrido que abarcará también comunidades como Cátua, La Poma, Olaroz, El Moreno, Alfarcito y Vicuñayoc.

“Esta iniciativa ratifica esta vocación de tener una política social en todo el territorio con todos los sectores y con todas las generaciones y edades, fundamentalmente con la población de las comunidades aborígenes que para nosotros tiene una significancia especial”, sostuvo Sarapura.

La funcionaria resaltó la labor en la región porque "no es lo mismo hacer un puerta a puerta en San Salvador de Jujuy y otro en la Puna donde tenés un domicilio en un paraje y otro a dos o tres kilómetros además que son lugares inaccesibles para los vehículos”. (Télam)