Unos veinte niños murieron calcinados en un incendio de varias cabañas de una escuela en Niamey, en la República de Níger, en el África Occidental, informó hoy el comandante de bomberos de ese país Sidi Mohamed a la televisión pública.

"21 cabañas se incendiaron. Unos veinte niños quedaron atrapados en el fuego", dijo Sidi Mohamed.

"Los servicios de rescate llegaron rápido y el fuego fue apagado finalmente (...) pero el poder de las llamas era enorme, lo que facilitó el incendio general de los salones de clase y los niños no pudieron salir", aseguró el bombero según la agencia AFP.

El primer ministro nigerino Ouhoumoudou Mahamadou llegó al lugar de la periferia de la capital y presentó sus condolencias a los familiares.

En Níger, uno de los países más pobres del mundo, para remediar la falta de escuelas, las autoridades construyen miles de cabañas de paja donde los niños asisten a clase, sentados a veces en el suelo.

Los incendios de esos salones de clase fabricados con materiales muy inflamables son frecuentes en el país. (Télam)