Vecinos del barrio porteño de Parque Avellaneda denunciaron hoy daños en viviendas aledañas a la obra en construcción de una estación de servicio, en la autopista Dellepiane, y manifestaron que para ejecutar el proyecto se talaron decenas de árboles, que fueron reemplazados por nuevos ejemplares que ya están secos.

El reclamo ocurrió durante una reunión con representantes de la empresa Raízen, a cargo del emprendimiento destinado a la venta de combustibles líquidos, y residentes de la Comuna 9, integrantes de la Asociación Junta Vecinal Plaza Estévez.

Según relataron a Télam, el encuentro se dio tras varias jornadas en las que se percibieron vibraciones en las viviendas localizadas en el entorno de la obra durante las tareas de construcción, lo cual alarmó a los vecinos que demandaron la presencia de personal de la Policía de la Ciudad y de Defensa Civil.

Entre las consecuencias, mencionaron desprendimientos de mampostería, movimiento de tejas y grietas en las paredes de las casas.

“Nos pidieron que mandemos un correo electrónico con nuestros datos personales y las fotos de los daños para que ellos analicen caso por caso, pero los vecinos estamos muy preocupados ahora”, dijo una de las mujeres que participó de la reunión.

Desde el grupo barrial expresaron que buscan que la empresa "tenga en cuenta” sus “necesidades y reclamos” ya que no fueron informados con anterioridad a la aprobación de la instalación de la terminal de expendio de combustibles, ni por parte de la Comuna 9 ni del Gobierno porteño, según resaltaron.

“No entendemos por qué quieren hacer una estación de servicio más si hay nueve ya en un tramo de 4,2 kilómetros de la autopista Dellepiane”, dijeron a Télam,

Además, cuestionaron la extracción de árboles de los terrenos de la autopista para despejar el predio y la reposición, a modo de compensación, de nuevos ejemplares en otro sector, los cuales, según indicaron, “ya se están secando por la falta de cuidados que requieren”.

El proyecto cuenta con la aprobación por parte del Gobierno porteño que otorgó, en junio pasado, la Declaración de Impacto Ambiental para el emprendimiento, que abarcará una superficie total de 5.298 metros cuadrados. (Télam)