El grupo vecinal que se opone a la creación de un reservorio del arroyo Medrano en el Parque Saavedra llevó su reclamo al Banco Mundial, el organismo internacional que otorgó el financiamiento para la obra, y pidió a la entidad por la cancelación del proyecto que está impulsado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (CABA).

A través de una carta, vecinas y vecinos -acompañados por asociaciones civiles y políticas- manifestaron su “rechazo generalizado” dado que que la propuesta oficial “no considera, como prioridad, la prevención de inundaciones”, tal como afirmaron desde la administración local al impulsar el reservorio que atravesará el parque.

Además, señalaron que “no contempla impactos ambientales y sociales y resultará una utilización irracional del financiamiento para la obra otorgado por vuestra institución”.

El pedido barrial alude a la obra oficial que está enmarcada dentro del Plan Hidráulico de CABA, que obtuvo financiamiento del Banco Mundial.

Aparte de la cancelación, reclamaron que los recursos previstos para la obra en el Parque Saavedra “se vuelquen inmediatamente a la realización de un segundo reservorio” en el Parque Sarmiento, el que “tendría una mayor capacidad potencial de depósito de agua”, lo cual auxiliaría en las jornadas de lluvias intensas.

Según informaron hoy desde la asociación “Amigos del Parque Saavedra”, el Banco Mundial envió una contestación a la nota en la cual señala que están “revisando atentamente el material compartido” y que lo compartirán con las autoridades porteñas “a fin de poder brindarles una pronta respuesta”.

Para los vecinos, “no es un hecho menor, que la comunidad organizada haya logrado elevar una solicitud de este tipo a un organismo internacional. Se trata, probablemente, de un caso único: un barrio entero llevando su reclamo a instancias internacionales para frenar los atropellos del gobierno local”.

“Porque nuestra lucha es formal pero también es de a pie, en las calles de nuestro barrio. Y porque estamos decidid@s a frenar esta obra sin sentido, cueste lo que cueste”, expresaron en un comunicado. (Télam)