La organización socioambiental Jóvenes por el Clima junto a Unicef Argentina lanzaron hoy la campaña #VidaDeCarpinchos, con el objetivo de impulsar la agenda del cambio climático en Argentina y advertir sus consecuencias en el marco del inicio de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26), que se desarrollará hasta el 12 de noviembre en Glasgow, informó Unicef.

A través del humor y con una familia de carpinchos como protagonistas, la campaña expone "el impacto que tendrá el cambio climático" en diferentes ciudades del país, el cual conlleva “un aumento en las desigualdades preexistentes” y que, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), podría ser “irreversible” si no se frenan las emisiones previo a 2030.

La iniciativa fue lanzada en el marco de la COP26, evento que congrega a representantes de cerca de 200 países y jóvenes de todo el mundo, entre ellos los activistas de Jóvenes por el Clima Gastón Tenembaum, Mercedes Pombo y Nicole Becker, indicó el organismo en un comunicado.

“La lucha por la crisis climática trata de exigir algo tan simple como un mundo habitable para nuestra generación. Es imposible lograr las transformaciones necesarias si no nos movilizamos para construir un presente y un futuro social y ambientalmente más justo y sostenible”, expresó Becker.

Con la campaña, ambas organizaciones buscan alertar la importancia de que se apruebe la Ley de Humedales, una propuesta de regulación, protección y conservación de los mismos, entendiendo que en estos “vive o se reproduce el 40% de la biodiversidad mundial”.

Click to enlarge
A fallback.

“Entre 1970 y 2015, los humedales disminuyeron en aproximadamente un 35%, una tasa tres veces superior a la pérdida de bosques. Tenemos que frenar el avance sobre la naturaleza y entender como sociedad que la destrucción del ambiente también nos afecta”, manifestó Pombo.

“La lucha por la crisis climática trata de exigir algo tan simple como un mundo habitable para nuestra generación. Es imposible lograr las transformaciones necesarias si no nos movilizamos para construir un presente y un futuro social y ambientalmente más justo y sostenible”.

En el comunicado difundido, aseguraron que la conservación de los humedales “es clave para frenar la extinción masiva de especies” y destacaron su rol como “grandes filtros depuradores y reservorios de agua dulce”, que amortiguan los impactos de las lluvias y almacenan “más carbono que ningún otro ecosistema”.

“Destruir un ecosistema fundamental como los humedales es comprometer nuestro presente y futuro", afirmó Tenembaum acerca de estos territorios que, pese a ser “imprescindibles para la vida”, se estima que en los últimos 300 años desaparecieron en un 87% en todo el planeta.

La campaña también destaca la necesidad de avanzar en la implementación de la Ley 27.621 de Educación Ambiental, que se promulgó en junio y establece el derecho a la educación ambiental integral como una “política pública nacional”.

“La educación se posi­ciona como una herramienta fundamental en el proce­so de construcción social. La flamante Ley de Educación Ambiental, pretende, entre otros aspec­tos, promover una cultura basada en la sostenibi­lidad ambiental para que los niños, niñas y adolescentes puedan acceder a los aprendizajes y competencias necesarios para promover el desarrollo sostenible, y capacitación específica relacionada con la Agenda 2030”, dijo Martina Gómez, activista de Jóvenes por el Clima Secundarios.

La campaña #VidaDeCarpinchos cuenta con la colaboración de La Fundación MERI, que se ha aliado con UNICEF para trabajar conjuntamente estas temáticas, detallaron. (Télam)