Una persona fue rescatada hoy y se teme la muerte de dos, tras el devastador incendio forestal que arrasó con zonas de grandes ciudades de Colorado, Estados Unidos, y obligó a miles de personas a huir sin previo aviso, informaron las autoridades.

De las tres personas reportadas como desaparecidas, "una fue encontrada viva y sana", dijo a los periodistas el alguacil del condado de Boulder, Joe Pelle, y agregó que se estaba realizando la búsqueda de las dos restantes, informó la agencia de notIcias AFP.

Sin embargo, los escombros calientes, ahora cubiertos por la nieve, han obstaculizado los esfuerzos de rescate, agregó.

El incendio, denominado Marshall Fire, que se inició en un paisaje seco, fue avivado por vientos de 160 kilómetros por hora el jueves último.

Mientras el incendio atravesaba las ciudades de Superior y Louisville, en las afueras de Denver, la ciudad más grande del estado, decenas de miles de personas se vieron obligadas a huir.

impactantes imágenes aéreas mostraron calles enteras entre cenizas humeantes, con algunas casas extrañamente intactas.

Click to enlarge
A fallback.

La causa del incendio aún se investiga, y el sábado se anunció la orden de registro a un lugar no especificado, agregó AFP.

"Aún no hay noticias de la investigación en curso sobre el origen del incendio", dijo hoy a la cadena CNN el gobernador de Colorado, Jared Polis.

"Se está haciendo profesionalmente en conjunto con el FBI, con experiencia forense a su alrededor", añadió.

"Si hubo, por supuesto, alguien responsable del inicio de este incendio, esperamos que sea plenamente responsable ante la ley", advirtió.

Un total de 991 estructuras, la gran mayoría casas, fueron destruidas en el incendio, dijo hoy Pelle, y 127 resultaron averiadas.

Para localizar a los desaparecidos, "están tratando de usar perros para ayudarlos a identificar exactamente dónde trabajar, pero incluso es difícil hacer que los perros entren en la escena", agregó.

Dentro de la zona de quema, aproximadamente mil usuarios permanecieron hoy sin energía eléctrica,

reportó Alice Jackson, de Xcel Energy, y más de 11.000 permanecieron sin gas.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró el sábado a Colorado en "desastre mayor" tras los incendios forestales, que arrasaron 2.400 hectáreas.

Biden asignó la distribución de ayuda federal para complementar los esfuerzos de recuperación en las áreas afectadas por los incendios forestales en colorado, según informó la Casa Blanca. (Télam)