Varias regiones de Italia se encontraban hoy en alerta por una ola de frío intenso que cubre gran parte del país con temperaturas bajo cero, lluvias torrenciales, nevadas y fuertes vientos, que provocó diversas complicaciones, informaron fuentes locales.

Zonas de las regiones de Las Marcas, en el centro de la península, y Emilia-Romaña, en el centro norte, fueron declaradas bajo alerta naranja por el departamento de Defensa Civil, lo que advierte que el mal tiempo puede presentar "peligros para las personas y la propiedad".

En tanto, en las regiones de Abruzzo y Umbria, en el centro, y Basilicata, Campania, Calabria, Molise y Puglia, en el sur, rige alerta amarilla por la ola de frío, indicó la agencia de noticias ANSA.

Por las bajas temperaturas, nevadas y fuertes vientos, las escuelas permanecían cerradas este lunes en Potenza, en Basilicata, y en Módena y Rimini, en Emilia-Romaña.

El temporal provocó diversas complicaciones en el tránsito, ya que obligó al cierre de algunos caminos, como así también complicó las conexiones marítimas con casi todas las islas del archipiélago de las Eolias.

La ola de frío llegó tras un fin de año "con clima primaveral" en Italia, que tuvo en 2022 el periodo "más caluroso de su historia", reportó ANSA.

Las corrientes de aire frío están llegando desde el norte de Europa "y esto todavía dará lugar a posibles sorpresas de nieve en muchas de nuestras regiones", advirtió Antonio Sanó, director y fundador del sitio iLMeteo.it, un portal italiano especializado en pronósticos meteorológicos.

"Ya hoy las corrientes frías que entran en la Porta del Rhone favorecerán la formación de un ciclón capaz de desencadenar lluvias intensas, incluso en forma de tormentas eléctricas y ráfagas de viento violentas", agregó Sanó.

"No solo habrá lluvias intensas, puede que también vuelva la nieve, sobre todo en el Centro y en el Norte (del país)", concluyó.

Las últimas actualizaciones meteorológicas apuntan a una nueva fase muy fría por la entrada de una masa de aire helado de origen ártico-continental que podría llegar a Italia desde Rusia, con temperaturas en descenso especialmente en el Centro-Norte. (Télam)