Una maestra de un establecimiento educativo de la ciudad de Orán, del norte salteño, advirtió que una alumna de 9 años tenía una marca en el cuello y, al indagarla, descubrió que se la había hecho su padrastro, quien abusaba de la niña, por lo que fue detenido e imputado.

Fuentes del Ministerio Público de Salta informaron hoy que La fiscal Penal de Violencia Familiar y de Género de Orán, Soledad Filtrín Cuezzo, imputó a un hombre por el delito de abuso sexual con acceso carnal continuado, agravado por la guarda y la convivencia.

La intervención de la fiscal comenzó luego de que una maestra de un establecimiento educativo de la ciudad de Orán, que está a 280 kilómetros al norte de la capital salteña, advirtiera que una alumna de 9 años tenía una marca en el cuello.

Al ser interrogada, la niña contó que a la marca se la había hecho su padrastro, quien abusaba de ella.

Ante esta situación las autoridades de la escuela dieron intervención a la Policía e informaron que al establecimiento concurrían tres hermanas de la misma familia, de 14, 12 y la de 9 años.

Al consultarle a la adolescente si había sucedido algo en su hogar, manifestó que no, pero pidió no volver a vivir allí.

Las menores fueron examinadas por una médica del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, tras lo que Filtrín Cuezzo solicitó la detención del hombre y lo imputó. (Télam)