Para poder recuperar el servicio ferroviario entre Bragado y Pehuajó fue necesario un trabajo técnico de más de un año, durante el cual se recorrieron vías para tomar nota de su estado y a partir de ahí asegurar la circulación, según explicaron a Télam expertos técnicos de Trenes Argentinos.

Se analizó la situación para efectuar tareas de desmalezamiento y se realizaron pruebas para determinar a qué velocidad era posible circular, en qué condiciones y con qué material rodante.

Con todos estos elementos, los expertos decidieron la mejor manera de encarar la vuelta del servicio y, una vez que se realizó este estudio, se elaboró un proyecto para ver el material rodante disponible, la manera de ofrecer el servicio y determinar a qué velocidad es posible circular.

En ese sentido, explicaron que lo fundamental fue determinar la velocidad que la vía permite para viajar y analizar a partir de ahí la factibilidad y la conveniencia del servicio.

En este caso, la concesión de las vías está en manos del Ferro Expreso Pampeano, operador privado del servicio de cargas que tiene a su cargo la logística de la circulación por las vías, lo que obliga a que el tren de pasajeros no pueda desarrollar la velocidad para la cual está preparado, aun cuando las vías lo permitan.

El Ministro de Transporte, Alexis Guerrera, dijo a Télam que se está trabajando para lograr en el corto plazo la recuperación para el Estado del control de las vías entre Bragado y Pehuajó, momento en el cual se podrán realizar las mejoras que permitan reducir el tiempo de viaje.

Los trabajos realizados para extender el servicio de larga distancia contemplaron, además, las tareas de desmalezamiento, las de supervisión de vías y de adecuación edilicia, sanitaria y de iluminación en las estaciones de las tres ciudades.

Previamente a la "Marcha Blanca" de hoy, se concretaron al menos otros tres viajes en lo que va de este año para ir evaluando condiciones y varios viajes de locomotoras solas para ir dando referencias y conocimiento de vías a los maquinistas encargados del servicio.

El servicio se prestará con coches de Primera, Pullman y un coche Bar/Comedor, beneficiará a 4 mil pasajeros mensuales y, para la recuperación de los 165 kilómetros que hay entre Bragado y Buenos Aires, se invirtieron 130 millones de pesos.

El costo del boleto desde Buenos Aires hasta Pehuajó será de $268; hasta Carlos Casares de $228; y hasta 9 de Julio $192. Entre Bragado y Pehuajó, el valor será de $155 y el viaje demandará cuatro horas y media. (Télam)