Un vecino de Analía Maldonado, la mujer asesinada y hallada calcinada en una zona descampada de la localidad de Los Toldos, aseguró hoy que escuchó gritar a la víctima y luego sintió que su pareja, Samuel Llanos, arrastró algo por el patio de la casa.

“Desgraciadamente fui el que escuchó el último grito de ella. El único grito de Analía fue ´No, no, no´. Esperé que dijera ´no me pegues´, pero no se sintió ninguna otra palabra”, señaló José, vecino de la víctima.

En diálogo con Crónica TV, el hombre relató que su esposa comenzó a escuchar ruidos cerca de las 2.40 de la madrugada del domingo en la casa donde convivían Analía (40) y su pareja, Samuel Moíses Llanos.

“Después de escucharla gritar me levanté pero ya era tarde. Los gritos duraron un segundo y me parece que fue el final de ella”, remarcó.

Tras ello, señaló que sintió “como que arrastraban a alguien” por el patio ya que escuchó ruidos de hojas.

“Supongo que algo pasó. Después sentí una moto y pensé que Analía pudo escapar porque no escuché más nada. Más tarde escuché los gritos de él (por Llanos) pero no le presté atención”, indicó, y agregó que “gritaba como Tarzán, eran como alaridos”.

Analía Maldonado

José y su esposa María expresaron que era la primera vez que escuchaban algo parecido desde la vivienda de la pareja, que según señalaron, convivían desde hace poco más de tres meses.

Por otra parte, el hombre relató que una vez tuvo un entredicho con Llanos, pero que no pasó a mayores: “Tuve un cruce un día cuando estaba cortando el pasto y me dijo que tenga cuidado porque una piedra podría romperle el vidrio del auto. Me habló con voz de canchero”.

Por último, recordó a Analía como una mujer “a la que le gustaba la música y cantar” y que era “una mujer muy buena y trabajadora”.

“Nunca jamás había escuchado gritos o golpes. Los veía siempre muy bien. Esto nos tomó de sorpresa”, concluyó María.

(Télam)