Una tormenta de fuertes vientos y gran caída de agua provocó en Entre Ríos la caída de árboles y postes de servicios públicos, entre otros inconvenientes en distintas zonas de la provincia, y algunas descargas eléctricas dejaron sin servicio de luz a varias ciudades.

Enersa, la empresa distribuidora de energía eléctrica, indicó esta mañana que el corte del suministro se debió a un "desenganche de la línea en media tensión" Santa Elena, en el noroeste entrerriano, producto de una descarga eléctrica registrada anoche.

Por ese motivo, las localidades de La Paz, San Gustavo, Tacuaras, Ombú y Santa Elena permanecieron gran parte del domingo sin el servicio de luz.

Esta mañana, algunas zonas del departamento La Paz continuaban sin energía eléctrica, aunque se informó que "se está trabajando" para reestablecerla.

Asimismo, la Cooperativa de Electricidad La Paz detalló que la descarga atmosférica se produjo horas después del mediodía de este domingo "sobre la línea de 33 kV alimentador", ubicada en la zona del Arco de Acceso de esa ciudad.

Por otro lado, la tormenta de lluvia y fuertes vientos también generó la caída de postes y árboles en varias regiones de Entre Ríos.

En la ciudad de Feliciano, en el norte de provincial, los árboles y postes de servicios cortaron varias calles del ejido urbano.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que cesó la alerta amarilla por tormentas, aunque el clima se mantendrá "algo inestable" con lluvias aisladas en distintas localidades y neblinas, pero "tendiente a mejorar" y con ascenso de temperaturas.

En tanto, para mañana se prevé el regreso de chaparrones y tormentas aisladas para la región. (Télam)