Una intensa tormenta de lluvia y fuertes vientos azotó en las últimas horas a la ciudad de Paraná y zonas aledañas, donde se registraron numerosos destrozos, caídas de postes y árboles, y anegamientos en viviendas de diferentes zonas.

Protección Civil de la Municipalidad de Paraná y personal municipal, policial y de Bomberos Zapadores trabajaron en más de 25 puntos de la capital entrerriana.

El intendente de Paraná, Adán Bahl, afirmó en rueda de prensa que "llovió muchísimo" y eso complicó zonas con "varios caminos de tierra", pero también numerosas familias.

En ese sentido, detalló que el Municipio asistió a cerca de 25 familias por la anegación de sus viviendas, por lo que se les entregó colchones, frazadas, mercadería y agrotileno.

Por otra parte, distintas áreas municipales intervinieron ante la caída de árboles y columnas de alumbrado por las fuertes ráfagas de viento.

Vecinos de la capital provincial registraron la caída de grandes árboles en la vía pública; en las intersecciones de las calles Maciá y 4 de Enero; en calle Coronel Hornos; y en la zona del Balneario Thompson.

Click to enlarge
A fallback.

Además, un poste que sostiene las líneas telefónicas de Telecom cayó sobre una camioneta en avenida Almafuerte y Los Naranjos; un poste de alumbrado cortó calle Jorge Newbery; y una farola de alumbrado quedó sobre la plaza del barrio Lomas del Mirador II.

Desde la Municipalidad de Paraná convocaron a los vecinos de la zona a alertar, a través de las líneas telefónicas 103 y 147, ante cualquier inconveniente debido a las inclemencias climáticas. (Télam)