Un hombre de 37 años murió y otro de 39 resultó herido de gravedad en un accidente con fuegos artificiales durante las celebraciones de Año Nuevo en el oeste de Alemania; mientras que otros 12 también sufrieron heridas por manipular pirotecnia ilegal, informaron fuentes oficiales.

El primero de los hechos, según los testigos, ocurrió poco después de la medianoche cuando dos hombres se separaron del grupo de diez personas con las que celebraban el año nuevo, quienes oyeron un estallido y los encontraron en el suelo gravemente heridos, de acuerdo a lo que informó la agencia de noticias DPA.

Poco después, los servicios de emergencia que recibieron una llamada a las 00.19 concurrieron al lugar y encontraron al hombre de 37 años en el mismo lugar del accidente, en la ciudad de Hennef, en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, quien falleció a pesar de los intentos de reanimación.

En tanto, el otro hombre que se encontraba herido fue trasladado al hospital.

La Policía cree que los fuegos artificiales que estallaron podían ser de fabricación casera, según dijo un portavoz a primera hora de hoy, y añadió que se está llevando a cabo una investigación.

Asimismo, en Berlín, 12 personas, entre ellas niños, resultaron heridas en otra explosión de fuegos artificiales en una fiesta privada de Nochevieja.

Click to enlarge
A fallback.

Todos los heridos, el más joven de los cuales tenía 11 años, tuvieron que ser trasladados al hospital para recibir tratamiento, según informaron los bomberos.

Tras las primeras pesquisas, la Policía cree que en la fiesta celebrada en el barrio berlinés de Friedrichshagen se habían lanzado fuegos artificiales ilegales, ya que no había otra forma de explicar el número y la gravedad de los heridos, según un portavoz policial.

Los bomberos fueron alertados del incidente hacia las 0:10 horas de hoy y desplegaron unos 40 efectivos.

Debido a la pandemia de coronavirus, la venta de petardos y fuegos artificiales en Nochevieja estuvo prohibida este año, al igual que el año pasado.

Además, se prohibió el uso de fuegos artificiales en lugares especialmente frecuentados por el público. (Télam)