Una persona murió y 27 resultaron heridas, en su mayoría por intoxicación, como consecuencia del incendio que arrasa desde el lunes las inmediaciones de la lujosa localidad turística de Saint-Tropez, en la Costa Azul francesa, anunciaron hoy autoridades locales.

Se trata de la primera víctima mortal del siniestro, el más importante que registró Francia durante el verano boreal, en una de las zonas más turísticas del país.

Además, 27 personas resultaron heridas, la mayoría por intoxicación, entre ellas cinco bomberos con lesiones leves, informó la agencia de noticias AFP.

El incendio, que comenzó en un área de servicio de la autopista, quemó hasta ahora 5.000 hectáreas de bosque y matorral, y derivó en la evacuación de forma preventiva de miles de personas.

Los bomberos trabajaron durante la noche, pero aún no están controladas las llamas, según indicaron.

El sur de Francia es la zona más reciente de la cuenca mediterránea afectada por incendios forestales este verano, un fenómeno estacional que será cada vez más frecuente debido al calentamiento global provocado por los seres humanos, según investigaciones científicas.

Grandes incendios asolaron ya regiones de Grecia, Turquía, Argelia y Marruecos en las últimas semanas.

En tanto, estos últimos días los incendios destruyeron 9.000 hectáreas en la región turística del Algarve, en el sur de Portugal, y otras 12.000 hectáreas en España, en Navalacruz, cerca de Ávila, en la región centro-oeste del país. (Télam)