Un médico de 58 años fue agredido en la ciudad santafesina de Avellaneda mediante golpes de puño y patadas, que le provocaron una fractura de costilla y otras lesiones, por dos hombres que serían hijos de una paciente, informaron hoy voceros policiales y gremiales.

Se trata del médico Guillermo Bailat, quien el sábado fue abordado por dos hombres luego de realizarle una ecografía a una paciente en el Sanatorio Avellaneda, que le dieron una golpiza que le provocó una fractura de costilla, un derrame ocular y hematomas en diferentes partes del cuerpo.

El profesional radicó la denuncia penal, en la que detalló que se encontraba trabajando en el sector de diagnóstico por imágenes cuando ingresaron dos hombres que lo agredieron con puntapiés y trompadas hasta dejarlo tirado en el piso, a la vez que una mujer filmaba la golpiza.

Bailat denunció además que los agresores lo amenazaron con represalias si lo encontraban en la calle y dijo que todo quedó registrado en filmaciones realizadas a través de teléfonos celulares.

El Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus) de la ciudad de Reconquista expresó su repudio ante la "brutal agresión sufrida" por Bailat en el desarrollo de su profesión, "que le ocasionó múltiples lesiones graves, golpes en todo el cuerpo, fractura de costilla, en cabeza y cara con derrame ocular".

"Vemos con enorme preocupación el aumento de las situaciones de violencia de todo tipo sufridas por los trabajadores de la salud en el ámbito laboral", añadió el gremio, que sostuvo que generan "un devastador impacto y secuelas en quien las padece en particular y el temor en general".

Voceros médicos indicaron que la conducta violenta de los dos hombres se habría originado en un comentario de Bailat a una enfermera respecto de que no se trataba de una situación urgente, algo que habría ofuscado a la mujer y a sus hijos. (Télam)