Un juez de Chaco incorporó por primera vez en una sentencia párrafos en lengua qom para explicarle a un joven imputado que estaba sobreseído, utilizando además lenguaje sencillo para que entienda su decisión y alentándole a mejorar su vida.

Lo hizo el juez Gonzalo García Veritá, a cargo del Juzgado de Niñez Adolescencia y Familia N°1 de la ciudad de Castelli, y su decisión fue destacada esta semana por distintos portales especializados en derecho.

La causa se había iniciado a un joven qom a los 17 años, identificado como C, acusado por tenencia simple de estupefacientes, por portar 200 gramos de marihuana.

Ahora, C. tiene 20 años.

En la causa se lo sobreseyó por cumplimiento de las medidas de protección ante el pedido de suspensión de juicio a prueba.

El magistrado destacó en su sentencia que el joven "se esforzó denodadamente para modificar su estilo de vida y mejorar su conducta y poder sostenerlo en el tiempo".

Y valoró, a partir de informes psicosociales, que desarrolla su vida dentro del ámbito familiar, que busca trabajo y que no se involucró en hechos delictivos.

Gonzalo García Veritá

Asimismo, señaló que mientras estuvo sometido a las medidas de competencia penal, cumplimentó los procesos socio-educativos que le impusieron, y que concurrió y acreditó su asistencia al sistema educativo.

En su falló explicó que tuvo "especialmente en cuenta que C. pertenece a la Nación preexistente Qom", al igual que la intérprete de lengua originaria que fue nexo entre el joven y el juez.

En parte de su decisión el juez escribió en qom: "C.: ra 'ana'añaxataxac huo'o ra 'enec qaq nagui' dalaxic so 'iquiaxac, 'ana'añaxat qome. Qoquelec qome ra 'anapaxaguenaxac. So 'iapacauec mashe 'ashet nagui' sa'amaqchiguiñi ra lta'araic so 'ana'añagataxac am siquitac na na'a'q. Gonzalo".

Lo que tradujo como: "«C., he valorado tu enorme esfuerzo por crecer y desde el juzgado te acompañamos para que en esta etapa nueva pueda seguir este camino alejado de lo que no te hace bien. A seguir estudiando y trabajando como venís haciéndolo. Lo que pasó, quedó atrás gracias a tu compromiso, y el de tu familia. No tendrás que pagar ninguna multa, ni tampoco hacer otras tareas para el juzgado, el juicio terminó y fue por tu compromiso. Que sigas bien, Gonzalo".

Y además, el magistrado firmó el párrafo con su nombre de pila. (Télam)