Un incendio "voluntario" de cables eléctricos obligó a interrumpir hoy el servicio de trenes en la Estación parisina del Este, una de las más grandes de la capital francesa por donde circulan miles de personas por día, que podrá seguir suspendido también durante la jornada de mañana, informaron las autoridades locales.

"Se interrumpirá el tráfico toda la jornada", dijo a la agencia de noticias AFP una portavoz de la Sociedad Nacional de Caminos de Francia (SNCF), sin dar más detalles, tras la detección de un "acto malintencionado" en un puesto de cambio de agujas.

Los hechos se produjeron a unos 20 kilómetros de distancia en Vaires-sur-Marne en las primeras horas de este martes, cuando "se abrió e incendió una caja que contenía el cableado eléctrico de los paneles de circulación", detalló una fuente policial parisina.

El incendio obligó a "paralizar por completo" el tráfico de trenes de alta velocidad, regionales y de cercanías, algunos de los cuales debieron desviarse a una estación próxima.

El ministro de Transportes, Clément Beaune, sostuvo que todavía "no pueden garantizar" que el servicio se retome el miércoles por este "incidente bastante excepcional y muy grave", por el que la justicia abrió una investigación.

Según cifras de la SNCF de 2019, unos 41 millones de viajeros transitan cada año por la Estación del Este, una de las seis grandes estaciones parisinas y que conecta la capital con ciudades como Estrasburgo y destinos como Alemania o Luxemburgo. (Télam)