Un hombre de 36 años fue detenido e imputado por un hecho ocurrido en la localidad de Pichanal, del norte salteño, cuando irrumpió durante la madrugada del 28 de marzo pasado en una vivienda e intentó llevarse a una niña de siete años, pero la madre se despertó e impidió que lo hiciera.

Fuentes del Ministerio Público Fiscal de Salta informaron hoy que la fiscal penal de Pichanal, María Sofía Fuentes, imputó a Fabricio Pedro Carrizo, de 36 años, como autor de los delitos de violación de domicilio y tentativa de sustracción de un o una menor de 10 años, en este caso una niña de siete.

El hecho ocurrió el pasado 28 de marzo, durante la madrugada, en una vivienda de la localidad de Pichanal, que está a 250 kilómetros al norte de Salta Capital, en momentos en que una mujer dormía junto a sus dos hijos menores de edad.

Al sentir un ruido en la habitación, la denunciante descubrió a un hombre cargando en brazos a su hija de siete años, intentado llevársela, por lo que comenzó a gritar y eso impidió que el hombre cumpliera su propósito.

La mujer radicó la denuncia correspondiente y, con los datos que proporcionó, personal policial pudo identificar y detener al acusado.

Desde la Fiscalía interviniente se solicitó al Juzgado de Garantías que se mantenga la detención de Carrizo, mientras se cumplen diversas medidas solicitadas para lograr el esclarecimiento del hecho. (Télam)