Un hombre fue condenado a la pena de 12 años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una joven que lo conoció en un bar, desde donde la llevó en moto hasta un descampado, en la zona sur de la capital salteña, donde cometió el hecho, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Ariel Gustavo Almada, de 45 años y apodado Chuña, quien resultó condenado a la pena de doce años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal, por decisión de la Sala II del Tribunal de Juicio de Salta, presidida por Ángel Longarte.

En su denuncia, la víctima contó que conoció al imputado en un bar al que había ido con una amiga y, cuando ambas decidieron retirarse, él se ofreció a llevarla hasta su casa en moto, porque iba en la misma dirección.

En el camino, Almada se desvió y la llevó hasta un descampado, al lado de la ruta, donde abusó de ella, según relató la joven, que además indicó que el acusado la tenía agarrada de las muñecas y que la ahogaba colocándole el brazo en el cuello.

En esas circunstancias, la mujer gritó pidiendo ayuda, pero nadie pasaba por el lugar, e incluso intentó liberarse golpeando al agresor con una piedra en la cabeza, pero él no se detuvo, aun cuando estaba sangrando.

Luego, la joven comentó que, cuando la soltó, ella corrió hasta la ruta a pedir ayuda, momento en el que paró una camioneta cuyo conductor la llevó hasta la comisaría de Limache, donde radicó la correspondiente denuncia.

El imputado fue declarado reincidente por primera vez y se ordenó el correspondiente cómputo para la unificación de las condenas, además de disponer que permanezca alojado en la Unidad Carcelaria 1, de Salta Capital, más conocida como penal de Villa Las Rosas.

El juez ordenó también la extracción de material genético del condenado por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), para su incorporación al Banco de Datos Genéticos. (Télam)