Un estudio realizado por cardiólogos y neumonólogos del hospital José María Cullen de Santa Fe reveló que el 15% de los pacientes recuperados de coronavirus tuvo algún tipo de alteración posterior y que un porcentaje alto de quienes cursaron un cuadro leve, que ni siquiera requirió internación, sufrió igualmente un compromiso pulmonar.

El trabajo, difundido hoy por el Ministerio de Salud de la provincia, destaca que dentro del examen físico, "el 15% de las personas evaluadas tenían algunas alteraciones".

Añade que a todos los pacientes se les realizó además una tomografía y se comprobó que "el 35% presentaba algún problema –que es un número muy alto- pero lo llamativo es que dentro de los que presentaban alteración tomográfica, el 51% eran de pacientes con cuadros leves".

Así lo indicó el neumonólogo Martín Maillo, quien aseguró que "muchas personas que cursaron la enfermedad en su casa presentaban un compromiso pulmonar".

"Descubrimos una alteración en la estructura del pulmón en personas que no tuvieron cuadros de importancia (o que hayan requerido internación). Es lógico que un paciente crítico presente alteraciones, pero nos llama la atención que esto se de en cuadros leves", añadió.

El estudio, con base en la ciudad de Santa Fe y alrededores, se comenzó a desarrollar en julio del año pasado e intenta conocer las secuelas que deja el Covid-19, con el objetivo de tener mayor calidad de abordaje en la contención de los pacientes.

Según los datos parciales, un gran porcentaje de las alteraciones son imperceptibles desde la sintomatología para los pacientes.

Esas alteraciones "se dan en cuadros leves, es decir, en personas que no debieron ser internadas", explicaron los neumonólogos Maillo y Ariel Ballina, y el cardiólogo Adrián Carlessi.

El universo alcanzado son 215 pacientes que realizaron la consulta luego del diagnóstico de Covid-19 con un PCR positivo, y entre 25 y 30 días posteriores al alta epidemiológica.

La cartera de Salud indicó que realizaron un corte de 100 pacientes para analizar los resultados parciales.

Al realizarles espirometrías se comprobó que "la capacidad vital forzada solo en el 15% de los pacientes era normal, el resto estaba alterado" y que "esa alteración se encuentra en el 73% de los casos leves, lo que también es un dato a considerar".

Por otra parte, los neumonólogos indicaron que "un mes después de haber cursado la enfermedad, de acuerdo a los laboratorios realizados, la inflamación sistémica persiste".

Otra de las conclusiones es que "el 30% tiene alterado el test de marcha, es decir: les cae la oxigenación al caminar, demostrando que el paciente puede estar muy bien pero no puede caminar o cuando camina se fatiga".

Sobre el aspecto cardiológico, el estudio reveló que hubo pacientes que presentaron "depresión en la fuerza de bomba del ventrículo izquierdo y derecho, es decir, depresión de la función sistólica".

También "inflamación de la pared del músculo cardíaco (miocarditis) o de la bolsa que recubre el corazón (pericarditis) y trastornos aislados, edemas o fibrosis de la pared del corazón, que es una de las características de la cicatrización del corazón", explicó el cardiólogo Adrián Carlessi.

Y añadió que "en relación a la gravedad de la enfermedad que padecieron, el 48% de los pacientes que estuvieron internados por Covid presentaron anormalidad en la resonancia cardíaca". (Télam)