Un avión de pasajeros tuvo que desviarse en el vuelo de aproximación al aeropuerto de Berlín debido a la presencia de un dron sobre la cercana planta del fabricante estadounidense de coches eléctricos Tesla.

El avión tuvo que esquivar el dron a una altura de 3.000 pies (1.000 metros) el sábado por la mañana, informó hoy la policía.

Agregó que aún no se pudo identificar a ningún sospechoso, según consignó la agencia DPA.

La policía señaló que la planta de Tesla está situada en la zona de control del aeropuerto. Los vuelos de drones en este sector solo están permitidos hasta una altura de 50 metros, de lo contrario necesitan permiso de la autoridad de control del tráfico aéreo. (Télam)