La Universidad de Buenos Aires (UBA) pondrá a disposición sus área de salud para que se instale el Centro de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos para trabajar "codo a codo" en futuras emergencias sanitarias como la transcurrida con la pandemia del coronavirus, informó esa casa de estudios superiores.

La decisión surgió de la reunión que mantuvieron hoy el rector de la universidad, Alberto Barbieri, y el embajador de los Estados Unidos, Mark Stanley, en la que el representante diplomático "pidió la colaboración de la UBA para la apertura de la oficina" que abrirá el CDC en la Argentina.

El mes pasado el embajador de Estados Unidos mantuvo una reunión con la ministra de Salud, Carla Vizzotti, con quien acordó continuar estrategias de trabajo conjunto con los CDC en vigilancia, diagnóstico y capacitación en epidemiología; salud en fronteras; y la gestión de respuesta ante emergencias.

La UBA acordó, además, con Stanley instrumentar un sistema de intercambio con los principales centros que desarrollan inteligencia artificial en el país del norte.

En el mismo sentido, se dialogó sobre la posibilidad de desarrollar acciones de investigación aplicada, de vinculación tecnológica y transferencia de innovación al sector productivo argentino.


(Télam)