El ministro de Educación, Nicolás Trotta, señaló hoy en La Pampa que "el gran desafío del 2020 fue continuar con el sistema educativo en una Argentina desigual, en un año muy difícil por la pandemia y con un presente con mas desafíos por delante como la inversión en el sistema educativo, trabajar con aulas heterogéneas y lograr el regreso de los alumnos y alumnas que, por distintas circunstancias, cortaron el vínculo pedagógico".

"El gran desafío que tuvimos en la Argentina en el 2020 fue continuar con el sistema educativo en una Argentina desigual, un país con enormes dificultades, uno de ellos -comentó- la interrupción del programa Conectar Igualdad en la anterior gestión, que nos obligó rápidamente a diseñar material impreso por un total de 54 millones de cuadernos para cada etapa, que se difundieron en los distintos medios del Estado para poder garantizar la accesibilidad educativa", agregó Trotta.

El ministro llegó hoy a Santa Rosa y se reunió con el gobernador, Sergio Ziliotto, y su par provincial, Pablo Maccione.

En un segundo momento, también participaron los gremios docentes UTELPA, SADOP y AMET y representantes de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam).

"Hemos dado pasos importantes, en uno de los momentos más desafiantes de nuestra historia moderna, para construir nuestra agenda educativa", invitando a pensar la escuela que "queremos construir a partir del consenso".

Ya en las instalaciones de la Escuela Secundaria Proyecto Escuela de Santa Rosa, Trotta le entregó a Ziliotto, de manera simbólica, una de las 200 netbooks que llegarán a la provincia para entregar a estudiantes en proceso de revinculación con el sistema pedagógico.

"La pandemia ha dejado en claro la importancia de este programa, que en la gestión de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner llevó a la compra de 5,3 millones de computadoras en cinco años. Distinta hubiera sido la capacidad de respuesta del Estado nacional si no se hubiera interrumpido el programa Conectar Igualdad", dijo.

Y agregó que "hoy nos faltan 4 millones de computadoras sólo porque el anterior Gobierno resolvió interrumpir ese programa. El expresidente Mauricio Macri debería explicar a los miles de jóvenes, por qué lo hizo", señaló.

"Nuestro Gobierno vuelve a afrontar el desafío de superar esa brecha digital. Apuntamos a robustecer esa demanda comprando más de medio millón de netbooks que llegarán en el primer semestre del año a todas las escuelas rurales, interculturales-bilingües de la Argentina", adelantó.

Respecto al regreso a las aulas, Trotta dijo que "la escuela a la que se está volviendo es otra. Estamos terminado de organizar el 2021 con todo lo que quedó pendiente para dar continuidad y asegurar el aprendizaje a todos los chicos".

Destacó que a partir de la discriminación presupuestaria que sufrió la UNLPam en 2018 y 2019, el Gobierno pretende "subsanar esa situación" y anunció una inversión en obras para la provincia por unos mil millones de pesos para la construcción de 10 jardines infantes y del Instituto de Formación Docente, que demandará otros 400 millones.

Respecto a la importancia de la vacunación para el regreso a la presencialidad, Trotta insistió que la seguridad "la da el protocolo aprobado. La vacunación no es condición para la presencialidad, pero sí los protocolos", remarcó.

También dijo que están a la espera de la llegada de más vacunas para superar la pandemia y que ya se diseñó un programa de vacunación que comprende una primera etapa con docentes de los niveles inicial, especiales y primer ciclo primario (1ro, 2do y 3er grado) con el que pretenden vacunar a 360 mil docentes de un total de 1.450.000 del sistema educativo nacional.

Sobre la obligatoriedad de la presencialidad, Trotta aclaró que "a la Argentina no se la puede tomar como un todo, hay particularidades, se verá la evolución de los niveles epidemiológicos y a partir de ahí se evaluará si ampliar la presencialidad o suspenderla, de ser necesario", concluyó. (Télam)