Tres personas murieron y decenas resultaron heridas por un sismo ocurrido a poca profundidad este jueves en Sichuan, provincia del suroeste de China que sufrió un devastador terremoto en 2008, informaron autoridades locales.

Los servicios geológicos estadounidenses indicaron que la magnitud del terremoto fue de 5,4 y el centro sismológico chino midió una magnitud de 6 con una profundidad de solo diez kilómetros en ambos casos.

El epicentro del temblor se situó en el condado de Luxian, a unos 120 kilómetros al suroeste de la ciudad de Chongqing, que cuenta con 30 millones de habitantes.

Las autoridades de Sichuan informaron que hubo "tres muertos, tres heridos críticos y 85 leves", pero fueron evacuadas al menos 10.000 personas a refugios de emergencia, informó el gobierno local, según consignó la agencia de noticias AFP.

Decenas de casas de esa zona sucumbieron y otras quedaron seriamente dañadas, reportaron medios locales que publicaron imágenes de techos que cedieron en un hospital y residentes que salieron a las calles por los pedidos de no quedarse en espacios cerrados.

Las autoridades activaron el segundo nivel más alto de alerta, indicaron los medios estatales.

En imágenes de la brigada de bomberos de Sichuan se ve a socorristas retirando a gente en camilla de los escombros y de edificios dañados.

"Es poco probable que haya un gran terremoto en esta zona en el futuro cercano, pero las réplicas seguirán durante algún tiempo", dijo el subalterno del organismo de terremotos de Sichuan, Du Bin.

La televisión pública CGTN mostró imágenes de inmuebles fuertemente dañados, con escombros en el suelo y árboles arrancados del suelo.

En tanto el gobierno de Sichuan indicó que múltiples líneas eléctricas fueron afectadas y que 62.000 hogares estaban sin suministro de luz, en un comunicado en la red social Weibo.

La agencia de noticias oficial Xinhua señaló que la ciudad de Luzhou había enviado personal de emergencia a la zona.

El servicio geológico estadounidense aseguró en un comentario preliminar que "son probables daños significativos" y que "el desastre es potencialmente generalizado".

China es impactada habitualmente por terremotos, especialmente en sus regiones montañosas del oeste y el suroeste.

Sichuan fue escenario en 2018 de un poderoso terremoto de magnitud 7,9 que dejó 87.000 personas muertas o desaparecidas. (Télam)