La policía italiana arrestó a tres funcionarios de la compañía que gestionaba el teleférico que cayó al vacío el domingo en Stresa, al norte del país, causando la muerte de 14 personas, entre ellas un niño de nueve años, y heridas graves a otro niño de cinco, informó hoy la entidad.

Los funcionarios fueron acusados de haber desactivado o retirado voluntariamente los dispositivos de seguridad, en particular el freno de emergencia, según consignó la agencia de noticias AFP.

"Había un mal funcionamiento en el teleférico y el equipo encargado del mantenimiento no pudo resolver el problema, o sólo parcialmente. Para evitar la interrupción del servicio, optaron por dejar en su lugar la 'pinza' que impide la entrada en funcionamiento del freno de emergencia", explicó el teniente coronel Alberto Cicognani a la emisora RadioTre.

Los tres detenidos son Luigi Nerini, director de la empresa "Ferrovie del Mottarone" que gestiona el teleférico, Gabriele Tadini, director de la instalación, y Enrico Perocchio, director operativo.

El teleférico fue construido en 1970 y conecta en 20 minutos el pueblo de Stresa, sobre el lago Mayor, con el monte Mottarone, que se eleva a casi 1.500 metros, y ofrece espectaculares vistas del lago y de las cimas de los Alpes.

El accidente se produjo cerca de las 12.30 hora local a 100 metros de la última estación de altura del teleférico, con 15 personas en su interior, según un comunicado del Ministerio de Infraestructuras.

El único sobreviviente, un niño israelí de cinco años que se encuentra hospitalizado en Turín, sufrió un traumatismo craneoencefálico y tiene las piernas rotas, según el parte médico.

Los detenidos "reconocieron" que el freno de emergencia no había sido activado a propósito, recalcó Cicognani.

En tanto, la fiscal jefe de Verbania, Olimpia Bossi, a cargo de la investigación, sostuvo que "el sistema de frenos no funcionó, el sistema que bloquea la cabina en caso de rotura del cable portador es un sistema de emergencia que se activa en ese tipo de accidentes".

Las detenciones fueron ordenadas tras una larga jornada de interrogatorios en la sede de los carabineros de Stresa y el análisis de los escombros hallados en el lugar.

"Los tres detenidos estaban al tanto desde hacía semanas de la falla en el sistema de los frenos de seguridad", aseguró la fiscal en una entrevista con AFP.

Según los investigadores, tomaron la decisión "de forma consciente para evitar interrupciones y el bloqueo continuo del teleférico", debido a que "la instalación presentaba anomalías que requerían una intervención más radical", con la interrupción del teleférico.

Según la fiscal, se pidieron y ejecutaron varias intervenciones técnicas, incluida una el 3 de mayo, pero "no pudieron resolver el problema".

La decisión de bloquear el freno de emergencia se tomó "con la convicción de que el cable portante jamás se hubiera roto, corriendo un riesgo que lamentablemente condujo al fatal desenlace", subrayó. (Télam)