Isaak Jabbaz, el padre de la familia fallecida esta mañana en el incendio del departamento de la calle Ecuador 1026, del barrio porteño de Recoleta, fue trasladado esta tarde desde el Hospital Rivadavia al Sanatorio Anchorena, donde permanece entubado y en terapia intensiva, informaron fuentes del Ministerio de Salud porteño.

Cinco integrantes de esta familia ortodoxa judía, de los cuales tres eran menores de edad, murieron hoy y otras 31 personas fueron asistidas como consecuencia de un incendio originado en el séptimo piso de un edificio del barrio porteño de Recoleta, que obligó a desplegar un gran operativo con ocho dotaciones de bomberos y 22 ambulancias del SAME para controlar las llamas y rescatar a los vecinos damnificados.

Isaak Jabbaz permanecía alojado en el Hospital Rivadavia con quemaduras en el rostro y afecciones en su sistema respiratorio, y fue traslado esta tarde al Sanatorio Anchorena, por su obra social, explicaron fuentes del Ministerio de Salud porteño a Télam.

El fuego comenzó a las 5.50, por causas que aún se desconocen, en el departamento del séptimo piso del edificio de Ecuador 1026, casi avenida Córdoba, mientras sus ocupantes dormían y rápidamente se expandió al piso superior, obligando a la evacuación y rescate de todos los ocupantes de los 14 pisos.

Por otro lado, también se informó que los cinco integrantes de la familia de Jabbaz, fallecidos en el incendio, serán enterrados mañana, “antes del shabat, en el Cementerio Judío Sefaradí Bene Emeth, de la localidad bonaerense de Lomas de Zamora”, según voceros de la AMIA.

Si bien aún no confirmaron la hora, sí explicaron que la ceremonia se realizará “mañana, antes del shabat”, la jornada de descanso que los integrantes de la fe judía ortodoxa realizan entre la primera estrella de cada viernes y la salida de la misma, el día sábado siguiente.

Si el entierro no se produce mañana, tendría que ser postergado hasta el domingo. (Télam)